Queridos Amigos de El Fraile en Arona. Nos habla el vecino, Mario

Por Juan Santana.

Queridos amigos de El Fraile en el sur de Tenerife, perteneciente al Municipio de Arona, les comento que en honor a los años que nos conocemos muchas personas, les escribo esta carta de amistad y buen rollo, para hacerles saber los buenos sentimientos que tengo dentro de mi corazón. No es nada fácil, día a día ganarse la confianza, hacerse compañero de los sinsabores y compinche de las alegrías, pero no podemos perder una batalla  y todos sabemos que por nuestras formas de ser, pasan las cosas que pasan para no entrar en detalles, sin embargo, cuando vi esta silla plantada en esta acera de la calle principal, felicito a quién tuvo esta brillante idea.

En un mundo tan complicado cargado de indiferencias y envidias, podemos lograr trabajando juntos edificar un mundo casi perfecto porque nada es perfecto, un oasis sagrado en el que pudiéramos ser nosotros mismos y descansar en la confianza y la comprensión. A pesar de las turbulencias defendemos con entereza nuestro lugar de convivencia diaria y muchos estamos convencidos de que poco a poco, seremos uno de los mejores lugares del planeta, porque nos sobran motivos, para estar orgullosos del lugar dónde vivimos. Una playa a cinco minutos caminando en Las Galletas, un paseo por la costa hasta El Palmar y con un poco de esfuerzo, nos ponemos en Los Cristianos en un par de horas y volvemos en la guagua. Por culpa del tiempo, muchas veces nos olvidamos de luchar por nuestro pueblo, ante los compromisos, las responsabilidades y  el trabajo que nos absorbe. Siempre podemos encontrar un momento en el que juntarnos para hablar y solamente hay que tomar la decisión y así compartir nuestras experiencias.

Cuando miro alrededor de nuestro pueblo y veo lo difícil que se hace la vida, lo empinada que es la cuesta, sonrío por dentro pensando “no estamos solos, tenemos  grandes amigos en quién apoyarnos, especialmente nuestras familias”. La verdad sea dicha, “hay ciertos trayectos de la vida que no podemos hacerlo solos”.

Mirando un poco el pasado, podemos ser felices con nostalgia y admiración por la fortaleza y la dedicación de muchos vecinos, poco a poco, con paciencia y mucho amor luchando por nuestro entorno. Espero que esta carta la lean muchos y les llegue a dónde tenga que llegarles…..Gracias Juan Santana y a el periódico el digital sur, por dejar expresarme libremente….. Gracias a ti Mario y a los lectores, por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

 

Se el primero en comentar en "Queridos Amigos de El Fraile en Arona. Nos habla el vecino, Mario"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*