Leandro Rodríguez Linárez | La oposición en Venezuela

La oposición en Venezuela se encuentra acorralada, a pesar que aproximadamente 85% de los habitantes de ese país repudian al régimen chavista.

Siguiendo el manual cubano, Maduro (como Ortega en Nicaragua) intenta esconder la oposición real, por ello manufactura una oposición ficticia útil a sus más bajos intereses, donde figuran reconocidos personajes políticos que hasta no hace mucho eran fulgentes adversarios al régimen. De la noche a la mañana, secundan todas las iniciativas de Nicolás Maduro, tanto que ahora pasaron ser atacantes de la oposición de Juan Guaidó, utilizando sin empacho la misma carga discursiva que usa el chavismo contra éstos, además de prestarse para farsas electorales.

Recientemente, representantes de esta falsa oposición abogaron por el retorno de la bancada del partido chavista (Psuv) al parlamento nacional, tras haber abandonado sus curules por 3 años, esta treta sirvió para que, al margen absoluto de la ley en enero de este año, el chavismo se apoderada violenta y subterráneamente de la conducción de la Asamblea Nacional.

La oposición real, al menos en reconocimiento político, la lidera Juan Guaidó, es una oposición atada de manos dentro de Venezuela, pero con notable influencia fuera del país. El régimen chavista no da espacio a ninguna acción opositora, todo espacio de poder que los venezolanos le quitan electoralmente restan recursos, facultades constitucionales, le imponen un poder paralelo e incluso lo destituyen, inhabilitan o encarcelan… la acción opositora en el país está prohibida fácticamente.

Los ciudadanos venezolanos también están minimizados, la torturante agonía de los servicios públicos, la escasez de medicinas, la inflación, la desidia de las instituciones públicas son motivos más que suficientes para hacer arder las calles, pero la atroz acción represiva formal, e informal a través de colectivos armados, contra toda manifestación vacía las calles.

La oposición en Venezuela esta desaparecida artificialmente, ello da lugar a que el chavismo imponga escenarios innaturales como procesos electorales al margen absoluto de la ley y la legitimidad. El chavismo tiene como oposición la inmensa mayoría de los ciudadanos, a las organizaciones políticas legítimas, a la comunidad internacional democrática con todas sus estructuras, pero dentro de Venezuela el régimen se acoraza con el manejo discrecional de las instituciones del Estado, sus recursos, sus armas. Es por ello que desapareció la democracia e impuso un régimen de violencia institucionalizada en un contexto rebosado de oposición. @leandrotango

Por: Lic. Leandro Rodríguez Linárez – politólogo.