La Gomera: un destino tranquilo que derrocha autenticidad

Playa de Vueltas en Valle Gran Rey.

La Isla se prepara para recibir esta Semana Santa a más de 10.000 visitantes dispuestos a pasar unos días rodeados de naturaleza y tranquilidad, lejos del estrés y el ritmo acelerado de las grandes capitales europeas.

Los hoteles, apartamentos, casas rurales y viviendas vacacionales prevén una ocupación que roza el lleno, con un 90% de media en cada uno de estos alojamientos, a lo que se suman los más de dos mil cruceristas que desembarcarán en la Isla en estas fiestas de Pascua.

Ha pasado ya cerca de medio siglo desde que los primeros turistas alemanes pusieran su mirada en La Gomera como destino para escapar de la vida estresante y disfrutar de la paz y la exuberante naturaleza que ofrece la Isla, lejos del ritmo acelerado de las grandes capitales europeas. La autenticidad de su gente, sus paisajes, su cultura y por supuesto, su gastronomía es lo que hace que cada año, por estas fechas, la Isla roce el lleno en los alojamientos que ofrece.

Son más de 10.000 visitantes los que deciden hacer sus maletas y salir de sus países en busca de un clima agradable,  de los que dos mil desembarcarán desde varios cruceros al puerto de San Sebastián para recorrer la Isla y disfrutar de la amplia variedad de actividades que ofrece.

El senderismo es la actividad que despierta un mayor interés entre los los visitantes, pues a través de la amplia red de senderos que alberga La Gomera, pueden descubrir auténticas maravillas de la naturaleza como el Parque Nacional de Garajonay, que esconde en su interior una de las joyas más veneradas de la Isla; el monte de El Cedro, un bosque de cuento que supone uno de los mayores atractivos para los turistas.

Entre todos turistas que acuden cada año en estas fechas a la Isla, resalta una visitante muy popular, que aprovecha estas fiestas de Pascua para dejar la vida agitada de Alemania y sumarse a la vida pausada que ofrece la Isla: la canciller alemana Angela Merkel. Es una de las viajeras más fieles, ya que son más de seis veces las que ha venido a La Gomera, junto a su marido, decidida a pasar unos días de asueto y disfrutar de las caminatas que suele hacer desde la costa hasta la montaña.

Pero su estancia en la Isla colombina siempre es uno de los secretos mejor guardados, ya que precisamente, busca huir del foco mediático y para ello, nada mejor que La Gomera, un lugar perfecto para la más absoluta discreción, algo de lo que hace gala el Hotel Jardín Tecina, donde se ha alojado la canciller desde que viajara a la Isla en 2008.

Camila von Guggenberg es la directora de Márketing y Ventas del Área de La Gomera de Fred Olsen S.A. y es conocedora de uno de los grandes atractivos de la Isla, que aparte de su tesoro natural, asegura que es su tranquilidad. Por ello, evita revelar si este año Merkel volverá a la Isla. “Nunca hablamos de eso, ya que es primordial mantener nuestro compromiso de confidencialidad con ella”, comenta.

Esta Semana Santa, igual que en años anteriores, prevé una ocupación en el hotel que roza el lleno y según explica, ello se debe al intenso trabajo de promoción que ha llevado a cabo el Cabildo insular para acercar las bondades que ofrece la Isla al mercado europeo. “Esta semana es un pico muy importante en las ventas que también beneficia a otros sectores de la isla como el del transporte marítimo. Nosotros ofrecemos una tarifa especial a los clientes que conjugan el billete en Fred Olsen y el alojamiento que tiene mucho éxito”, indica. Al respecto, anuncia que la naviera ha incrementado unas 20.000 plazas adicionales para abarcar la demanda de estos días, con el fin de facilitar los desplazamientos desde otras Islas.

El hotel, que se inauguró en 1987, ha mantenido durante estos 32 años su esencia y singularidad pero adaptándose a los clientes de cada momento. Respecto al perfil de los turistas, Camila detalla que la gran mayoría proceden de Centroeuropa atraídos por las belleza del paisaje y por la tranquilidad, además de la oferta de actividades al aire libre y la singular gastronomía. “El turista que llega a la Isla posee un nivel sociocultural medio-alto, con una edad entre los 40 y 60 años y busca otras actividades que no sean sólo las relacionadas con el sol y la playa”, apunta.

Para ella, la clave del éxito reside en la autenticidad que tiene la Isla en todas sus vertientes, lo que refuerza el factor principal de la diferenciación con el resto de destinos, tal y como reza el lema elegido por el hotel ‘Diferente por naturaleza’.  Esa diferenciación ha hecho que muchos clientes sean fieles a la Isla y repitan cada año, y que otros tantos recomienden a sus amigos y familiares este destino como lugar de vacaciones preferente. “Se trata de un cliente muy preciado pues se convierte es nuestro mejor promotor”, matiza.

A pesar de las buenas cifras en la llegada de turistas, reconoce que la sombra del brexit genera una preocupación derivada de la incertidumbre que afecta mucho a los planes, algo a lo que se suma la mejora del clima en los países de origen de los turistas, que en muchas ocasiones, es fundamental para que decidan quedarse en su tierra. Esto ocurre en Escandinavia, que ha mermado las ventas debido a que sus temperaturas se han suavizado.

En ello coincide el director general de Viajes Integrados La Gomera, en Valle Gran Rey, Ricardo Cabrera, que asegura que el buen tiempo en países como Alemania ha frenado algo las ventas pero en general, afirma que se mantienen “unas más que excelentes cifras para esta Semana Santa, que rozan el 90% de ocupación”.

Esta empresa ofrece un alojamiento diferente en el que los clientes pueden elegir en hospedarse en apartamentos o en viviendas de alquiler vacacional, una variante que está en auge en la Isla, sobre todo en Valle Gran Rey, que es el municipio que acumula un mayor volumen de este tipo de estancia alternativa.

Sostiene que la mejora de la movilidad en la Isla y las acciones de promoción específicas en ferias de importante calado en el extranjero logran que cada año se mantengan estos números de visitantes. “Algo a lo que también de suma las características propias que ofrece la Isla, en la que El Garajonay supone el mayor atractivo para los turistas y es lo que hace que nos mantengamos en el top de los primeros diez destinos”, añade.

Explica que el 60% de los visitantes provienen de Alemania, aunque en los últimos años ha aumentado el turista de otras regiones como Francia, Inglaterra y Escandinavia. “Se trata de un turista de mediana edad, que suele alojarse hasta un máximo de siete noches y que dedica gran parte a realizar excursiones y caminatas en la Isla”, precisa.

Para Cabrera, es fundamental que haya conexiones marítimas directas con Valle Gran Rey para atraer  un mayor volumen de pasajeros y explica que desde que se activó la línea directa de Naviera Armas se ha palpado un aumento en la recepción de visitantes. “El pasado año en estas fechas llegaron directamente a nuestro puerto un total de 172.000 pasajeros,  con 32.000 vehículos a bordo, y este año creemos que se superarán estas cifras”, comenta satisfecho. Además, en esta ocasión, la naviera ha previsto doce salidas extraordinarias en la línea Los Cristianos-La Gomera para reforzar este servicio, ante el aumento de la demanda de pasajeros en los próximos días.

El turismo rural en La Gomera siempre ha sido uno de los alojamientos estrella de la Isla, pues ofrece un trato familiar y cercano al cliente, en el que la naturaleza y la tranquilidad son los valores que más aprecia el turista. Así lo confirma Noelia Hernández, que se encuentra al frente de los hoteles rurales Imada, en Alajeró y Casa Lugo, en Agulo, que abrieron sus puertas en 2018 y 2014, respectivamente.

Se muestra satisfecha con las previsiones de cara a estos días que alcanza el 100% de ocupación. “Queda alguna habitación libre pero esperamos que se ocupe también muy pronto, así que estamos contentos con la acogida que tienen nuestros hoteles”, explica.

Este tipo de alojamiento atrae no sólo al mercado alemán o francés sino también al español, que cada vez se decanta en mayor medida por un destino cercano a su residencia en el que poder disfrutar de la calma. “El éxito de este tipo de alojamiento estriba en el descanso, la tranquilidad, la cercanía y por supuesto, la exclusividad. Se trata de un cliente de una edad media entre 40 y 60 años que busca disfrutar de un trato personalizado las pequeñas cosas que ofrece la naturaleza y del silencio y la paz”, detalla Hernández.

 

Se el primero en comentar en "La Gomera: un destino tranquilo que derrocha autenticidad"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*