Juan Santana | Vecindario, Marruecos y El Fraile

Resulta qué desde Pozo Izquierdo caminando subiendo por Doctoral, caminando por la avenida hasta Vecindario y bajando por la zona del cementerio para volver a Pozo Izquierdo no suman ni los ocho kilómetros. Desde Doctoral hasta Vecindario sentimos qué vives en Marruecos o Sáhara, porque encontrarás terrazas con muchos clientes o personas de Sáhara o Marruecos, tiendas de comestibles o productos africanos, o reuniones en aceras de tertulianos de la zona.

Mi padre en los años cincuenta y pico vivió y trabajó en Marrakech cinco años, qué había que tener huevos o tener hambre para en esa época irte a esa zona y sin hablar el idioma, pero estamos para aprender mutuamente y respetarnos. Por curiosidad he visitado dos veces Marrakech y este año justamente estuve en Casablanca en febrero y por suerte fui un día antes de entrar la famosa calima. Algo que tengo en mi cerebro fue la respuesta de un taxista de Casablanca cuando pregunté por qué habían pocos turistas por no decir casi ninguno y su respuesta fue, «Por el coronavirus». En ese momento no la tomé muy en cuenta dicha respuesta, pero hoy si pregunto, ¿Están en Marruecos más adelantados qué en España? Por lo pronto en Marruecos solamente tienen un rey y en España tenemos un rey emérito con una fama en los medios de comunicación un poco chunga, pero también tenemos un nuevo rey Felipe, que hasta el momento nos cae muy bien a muchos, porque fomenta Buen Rollo, aunque no entiendan algunos el verdadero significado de estas dos palabras, «Buen Rollo».

La cuestión es qué los españoles somos profesionales en degradar al qué toca y somos pocos los qué hablamos clarito, porque en éste país millones de personas viven mejor que reyes y han trapicheado igual, menos o mucho más t siguen vacilando hasta qué la muerte nos separe. Mentiras las justas y cambiando de tema, puedo jurar qué cuando Profesionales de la Educación Pública, se han rascado los huevos durante los meses del coronavirus cobrando el sueldo integro y les importa un rábano el futuro, en vez de fomentar Buen Rollo y enseñar a los niños a que en esta vida hay que trabajar, dichos profesores (no todos), son unos golfos, ignorantes con Matrícula de Honor y están creando monstruos del pasotismo.

Algunos lectores en la calle me comentan personalmente qué suelo entremezclar los temas cuando escribo y les respondo, qué es mi estilo propio, basado en la filosofía de que estamos entremezclados hasta los mismos corazones. Lo dicho! Dicen que en El Fraile al sur de Tenerife hay muchas «personas» del Sáhara y Marruecos, porque no conocen Vecindario, en el sur de Gran Canaria.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.