Juan Santana | Marichal en las plataneras de Güímar

Siendo domingo estaba con Aurelio Domínguez desflorando plataneras en su finca de Güímar, herencia del padre y las herencias a veces suelen ser un sacrificio, especialmente dónde tenemos que sudar la gota gorda si deseas sacarle frutos. Tendrá unas mil plataneras, qué pagan a veinte céntimos el kilo, pero si suma los gastos burocráticos, mano de obra, luz, agua, invernadero y roturas y mucho más, al final hay pérdidas. Le aconsejé qué plantara marihuana y respondió, «¿Tú estás loco?». Hablando mientras curramos, sale el tema del Presidente socialista en Arona y es como si estuviera con nosotros y Aurelio comenta que en la prensa, hablan mal de Marichal, siete concejales incluso han denunciado que les acosa.

Aurelio dice, que en el cuarto poder, en los bares y terrazas escuchamos, qué entraba a las  oficinas sin tocar, con mal rollo y agresivamente, es lo qué deducen de las noticias. Justamente quedé con Marichal el lunes 3 de Agosto y invito a Aurelio para qué compruebe qué no muerde, pero el lunes todavía estaba en la Gomera.

El martes nuevamente hablamos con Marichal, pero tuvo que ir al Ayuntamiento porque decía qué había fuego, estando reunido todo este santo día hasta la madrugada y hubo que esperar al miércoles, pero tuvo que ser conversación vía telefónica. Marichal estaba en su casa, apurado porque tenía reunión en Santa Cruz y prometió dejarse ver con nosotros un día de estos. Agustín afirma rotundamente qué «Son mentiras qué el haya hecho lo que han publicado y piensa denunciar lógicamente por dañar su imagen». Esperamos verle pronto y entrar en más detalles.

Hablamos con un amigo Policía Local de Arona, qué nos comenta solamente qué tienen orden de estar en la puerta cada día, además de trasladar diferentes documentos y que el asunto político es de los políticos. Preguntamos a Agustín Marichal si esto tendrá un buen término y responde con mucha seguridad, «Por supuesto». Confiamos en qué así será porque estamos viviendo un mal rollo en todos los sentidos y confío en qué nos reunamos para demostrar primero a otros amigos qué no muerde y hay buen rollo.

La política es un mundo complicado, a veces rozando lo absurdo y tenemos obligación de recuperar la confianza en una sociedad defraudada. Gracias Agustín por atender a la llamada y responder a las pocas preguntas, porque faltan muchas, pero será cuando nos veamos pronto. A Aurelio Domínguez, gracias por enseñar a los demás que la bondad existe.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.