Juan Santana | En El Fraile, Tercera vez que intentan robar en el Locutorio Yeny

Que mala suerte tuvieron los pobres ladrones en el Punto de Encuentro dónde las personas entramos para comunicarnos con el Mundo, ¿Verdad?. Me dan una pena y en mi caso personal, que robaron en mi casa los ordenadores, siempre escribo en los ciber por si vuelven a entrar en casa encuentren ni el bigote de una gamba. Los propietarios del Locutorio no llaman a la Policía, ¿Para qué?, pero siempre hay que denunciar lógicamente y a ver si el Ayuntamiento instala las cámaras de vigilancia en la calle principal que prometieron. Si las instalan igual que abrieron la Comisaría, mejor esperar sentados viendo la tele amargándonos con el coronavirus.

Y cuando instalen las cámaras en la calle principal de El Fraile, irán a robar por las otras calles de arriba o abajo dónde no hayan cámaras y habrá que poner más seguridad en las casas, tener perros que muerdan a desconocidos y lo que no le cuento. Señores!!, esto se nos va de las manos, pero las personas son felices, por no escribir otro adjetivo que tengo en la punta de la lengua, pero diré algunos adjetivos suaves, por ejemplo, “la gente está dormida, hipnotizada, atontada, abobada sin quejarse y esperando que les vaya mejor en su vida personal y les importa un rábano los problemas de la sociedad, hasta que sufran en sus propias carnes la mierda de los mierdas que nos rodean, así es la vida, cada uno llora cuando toca”.

En este Locutorio con muchos teléfonos móviles a la venta y muchos aparatos electrónicos, es un cebo para los amigos de lo ajeno. Cuando vienes en la guagua y ves cómo llega una rata que baja una bicicleta nueva de montaña que lleva en el departamento de carga preguntas, ¿A qué pobre habrá robado la bicicleta?. Cuando aparca un coche desconocido frente a tu casa actúas como los perros de las fincas, oliendo por todos lados averiguando de quién será, porque no te fías de nadie y los santos no existen, porque cuando no podemos ni precinarnos con agua bendita de las Iglesias por el coronavirus, será que Dios está en la luna. Cuando el camión del terrorista mató en Francia a montón de pobres inocentes, preguntas, ¿Dónde está la Virgen de Lourdes, que hasta mi madre trajo montón de agua cuando estuvo de vacaciones?. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

 

Se el primero en comentar en "Juan Santana | En El Fraile, Tercera vez que intentan robar en el Locutorio Yeny"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*