Juan Santana | ¡Viva la Revolución de Ayuso! ¡Guapa!

Cada persona es un mundo, con sus errores y sus virtudes. Ayuso es la Revolución, a muchos nos encanta, es guapa y no se calla ni bajo el agua y cómo dice Carlos Magdalena de Grupo El Cine en Tenerife, cada uno está en su sitio. Que conste para más información de los más inteligentes y especialmente quiénes comentan en las redes sociales, que «admiro y respeto a todos los políticos  que triunfan en sus proyectos independientemente del partido que sean». ¿Lo tiene claro? Si no lo tienes claro, vuelve a leer las palabras entre comillas.

Cada persona vota a un partido político por infinitas razones y cada cual sabrá las suyas, pero aquella oveja que berrea solamente por un pastor, es porque es ciega y sorda, egocéntrica y además una persona idiota mintiéndose a sí mismo. Cuando tenemos cierta edad, somos de aquella forma y las verdades más profundas las encontramos cuando paseamos por las alcantarillas y hasta el mismo Pancho Villa era un máquina, que cuando un periódico famoso de su época suplico acompañarle, Pancho Villa aceptó a cambio de un millón de dólares y compró armamento y lo dicho, Amor viene de Amortizar.

Vivimos tiempos de Asco Político donde hemos perdido los valores morales, vale todo y cuando nos quedamos sin argumentos por ignorancia del máximo grado nos metemos hasta con las palomas mensajeras, que son quiénes traen y llevan la información. Cuando vote por Felipe Gonzales tenía veinte y pico años y muchos votamos porque prometió legalizar la marihuana y no a la OTAN, además de porque éramos demasiado ignorantes sin ánimos de insultar y esto lo he dicho muchas veces.

Todas las personas somos buenas, somos malas, pero todos somos alguien y repito que cuando nos hacemos mayores, desgraciadamente descubrimos que hemos sido engañados hasta por nosotros mismos. Pedro Sánchez es guapo para muchas amigas mías y Ayuso es muy atractiva para muchos amigos míos y para mí también lógicamente y «es una reencarnación de los años 30». ¿Quieres que hablemos de política?. Pues dime lo que quieras que diga, para que seas feliz escribiendo lo que tú quieras que diga y así nos ahorramos pérdidas de tiempo, porque el tiempo es el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tú tiempo leyendo.

Por: Juan Santana.