Juan Santana | El sonido de los espíritus en Garafia

Hace tres años tomé unas imágenes en esta galería qué está por un sendero de de Garafia, en la Isla de La Palma. Las dos veces que disparaba el flash, escuchaba un sonido qué aparece y desaparecen junto con el flash, un sonido parecido al gruñido de un gran perro enfadado, por no decir el sonido de un monstruo. Disparé la cámara dos veces, porque quería asegurarme de aquel sonido, que escuchas a la misma vez de la luz del flash, que casi impone o asusta. La cuestión fue, que cuando descargo las imágenes, observó una figura un tanto monstruosa y en forma de nube. Dichas imágenes las envío al Programa Cuarto Milenio, pero no me hicieron puto caso.

Han pasado tres años y decido volver a visitar la está galería muy escondida y abandonada en Garafia. Está claro es que pasan muy pocas personas por esta zona boscosa o casi nadie, porque el suelo delata la inexistencia de pisadas. Ahora tomé las imágenes con teléfono móvil sin flash, pero no tuve huevos para entrar y estando sólo en medio del bosque, cómo que siento un rollo extraño. Seguramente estaré zumbado y veo más allá de lo normal, o tengo demasiada imaginación, pero comparto la imagen que «creo ver», la que recortó y para mí, que son dos figuras humanas.

No sé, pero usted querido lector podría dar su opinión y convencerme de otra cosa. Para mí son figuras de almas o espíritus y espero volver por tercera vez a esta galería con alguien más atrevido que yo, para qué comparta conmigo esta locura o alucinaciones. Si las almas existen y leen esta carta, disculpen las molestas y si son felices por pasearlos por el mundo real, mejor. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.