Juan Santana | Según la imagen es la versión individual

Paseando por las redes de los babosos virtuales, según la imagen es la versión, el comentario o las palabras filosóficas que en muchos casos son del típico copia y pega, aunque algunos cambian partes de los textos antes de compartir para ver si cuelan. Qué conste que nadie nace aprendido, ni sabio, todos aprendemos a base de golpes suaves o duros, «según», porque siempre está el según.

Cuando leo mensajes positivos de psicólogos famosos en algunos medios de comunicación, con frases preciosas que llegan a los corazones, siempre les faltan los peros, los según cómo, cuando y donde, porque si por ejemplo a una persona que en estos momentos está sufriendo en Venezuela las injusticias y aparece el famoso psicólogo del feisbuc en España, a decirle que tenemos que ser positivos y saber perdonar o otras gilipolleces, igual mandan a la mierda al psicólogo. Los según, cómo, cuando y donde, marcan muchísimo la forma de ser en cualquier persona del planeta y somos aproximadamente siete mil millones, es decir, siete mil millones de cerebros diferentes.

En mi caso personal, confieso que me marqué un mes sin comentar absolutamente nada en el Facebook, pero sigo leyendo sin comentar, porque el cerebro estaba a punto de reventarse. La educación no está al orden del día en las redes, no existen los valores morales, el 99 % de los enganchados no saludan ni se despide, entran y salen cuando quieren, todos tenemos la razón, pero nadie está de acuerdo. El mismo poder político perdió el control de la situación y el bombardeo de mensajes públicos o por privado terminan agobiando a cualquier persona amante de la vida organizada. Obviamente tenemos que ser positivos, pero sin tomar a los demás por gilipollas, porque todos estamos acompañados del según, cómo, cuando y donde.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.