Juan Santana | Mi preferido «Judías Blancas Canarias», con Barbuzano

Sólo veo la imagen y mis nervios comienzan a salir por los poros de la piel. Dios!!!, que pinta tiene ese plato de la estampa, que envía el Cocinero Oficial de eldigitalsur ¡Santa Barbara Bendita!, es la frase más común qué pronunciamos las personas cuando soltamos el gas metano queriendo o sin querer, casi siempre después de echarnos un buen plato de Judías.

El cariño verdadero que pone un buen cocinero a la hora de preparar una buena comida, especialmente unas buenas judías blancas, quedará demostrado cuando escuchamos los fuegos artificiales y también podría decir, ¡Viva la Virgen!. Tengo muchos platos preferidos cómo la carne con papas, los huevos fritos, Atún a la plancha y algunos más, pero las judías blancas que recuerdan a la fabada o será fabada, porque no lo tengo claro, a ver si el Sr. Barbuzano lo aclara en el apartado de comentarios si también se llama fabada a este plato.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Especialmente gracias a Barbuzano y a su escribiente Eva, por compartir su sabiduría gastronómica y cuando prepare el plato, ¡Buen Provecho!. Sin más preámbulo, leemos la receta…

Por: Juan Santana.

Judías Blancas Canarias:

Ingredientes: (4-6 personas)

  • 500 g de judías
  • 250 g de panceta
  • 2 chorizos
  • 2 morcillas
  • Agua
  • 200 g de hueso de jamón
  • 2 dientes ajo
  • 1 Hoja de Laurel
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • Sal (al gusto)
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Tomate
  • 1 Pizca Romero
  • Un chorrito de aceite

Preparación:

Primeramente dejamos las judías en agua la noche anterior. Al día siguiente le quitamos el agua y le echamos de nuevo. Añadimos en el caldero ya picados los dientes de ajo, la cebolla y el tomate junto con el aceite, las cucharadas de pimentón dulce, el romero, la sal, la hoja de laurel y lo ponemos todo a fuego muy lento durante aproximadamente 180 minutos. Una vez pasados 60 minutos aprox. de este tiempo cogemos la panceta, el chorizo, la morcilla y el hueso de jamón y los metemos también. Es importante que todo ello se haga sin mover las judías y cuando vayan a hervir que se les añada un vaso de agua para que no se les rompa la piel o se separe la piel de estás. Una vez pasado este tiempo ya estarán listas y se dejaran reposando entre 10-15 minutos para servirlas.

 

Se el primero en comentar en "Juan Santana | Mi preferido «Judías Blancas Canarias», con Barbuzano"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*