Juan Santana | Pata de cerdo al horno Barbuzano

Resulta que la pata fresca de cerdo está a 3’65 € y con menos de 20 € compramos 5 kilos. La receta del Chef en esta carta, me trajo un simpático recuerdo con el director de este periódico hará unos tres años, cuando fuimos un 23 de diciembre a Fasnia para compartir un homenaje al Señor Pablo, fundador de la Empresa Exagro, que justamente vende carne cochino. Lo simpático fue que cuando nos íbamos, nos regalaron una pata fresca de cerdo que pesaba por lo menos siete u ocho kilos y nos encontramos el director y yo en medio de la oscuridad, sin saber qué hacer, porque jamás nos habían regalado una brutalidad de esas dimensiones.

El 24 de diciembre todos los hornos suelen estar ocupados y sufrimos buscando una carnicería para que nos la cortara y poder meterla en nuestros congeladores. Nuestro chef oficial nos dará la receta de cómo preparar una buena pata al horno y creo que será interesante, porque suena fácil, pero huelo que nos complicará un poco la vida, porque suele añadir productos por un tubo. Sin más come coco, vamos a leer la receta.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Obviamente, gracias al Señor José Luis Barbuzano y a su escribiente, por su fidelidad con los lectores de este periódico, que cada semana esperamos con ganas.

Por: Juan Santana.

Pata de cerdo al horno Barbuzano

Ingredientes: (para 5 personas)

  • 3,500 Kg. de pata de cerdo
  • 4 Dientes de ajo
  • Sal ( al gusto)
  • Una cucharada de pimentón dulce
  • Una cucharada pimentón picante
  • Una cucharada de orégano
  • Una cucharada de tomillo
  • Un vaso de aceite de Oliva
  • 3 vasos de vino blanco

Preparación:

Primeramente ponemos la pata en adobo la noche antes. Para hacer el adobo debemos meter en la batidora los dientes de ajo, la sal, los vasos de vino blanco, de aceite de Oliva, las cucharadas de pimentón dulce, pimentón picante, orégano y tomillo. Cuando esté todo batido se lo echamos a la pata por encima y la metemos en la nevera. Al día siguiente la ponemos en el horno con el adobo a cocinar durante aproximadamente dos horas y media a una temperatura de 200°. Cada quince minutos aproximadamente debemos ir poniendo por encima de la pata la salsa que va quedando en la bandeja en la que la hemos puesto. Finalmente pasadas las dos horas y media sacamos la pata del horno y ¡ya estaría lista para comer!