Juan Santana | Los amarga vidas de las redes sociales

Éste año exactamente desde el 24 de Agosto al 24 de Septiembre, desconecté el Facebook, gracias a un Amarga Vidas Profesional del sur de Gran Canaria y sinceramente deseo agradecerle públicamente que haya logrado disparar bien sus palabras taladrantes de forma negativa y sinceramente ayudó a desfragmentar el cerebro. Éste energúmeno especial, con tal de hacer daño cuando hablábamos del tema de los Cayucos, soltó hasta con quién se acostaba mi ex mujer hace más de treinta años y han pasado tres décadas y en éste tiempo pasado nuestros cerebros tienen un programa y cada uno sabrá el suyo.

En mi caso personal, creo que estoy saturado de tantas boberías de cincuentones incapaces de reconocer que las cosas no han salido cómo queremos y obligatoriamente tenemos que seguir remando hasta el final de nuestras vidas. Pero vuelvo a repetir que agradezco de corazón haberme encontrado en la red social con un idiota de tan Alto Nivel, porque además de descansar un mes de tertulias internautas que jamás llegarán a nada, obviamente tuve que bloquearlo y también he bloqueado alguno que copió y pego tertulias de dicho energúmeno donde aparece mi nombre, porque lo considero amigo de un enemigo y «Los amigos de mis enemigos, también son mis enemigos».

Soy amante de la lectura y compartir tertulias que suenen interesantes para mí obviamente, pero cuando algún tertuliano o tertuliana, ataca a nivel personal, queda eliminado en pocos segundos y querido lector, mi consejo personal por el Bien de tú Salud Mental, es que jamás caigas en la red de ningún frustrado que descarga sus amarguras, amargando a los demás, porque estarás dando vueltas a la rotonda del mal rollo y es perjudicial para las hermosas neuronas.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.