Juan Santana | El Fraile, el mejor lugar de Arona

A pesar de los pesares, porque cuando hemos sufrido a nivel social y personal la ola de robos y la venta descarada de drogas en plena calle principal, sumando las promesas incumplidas por parte del Ayuntamiento de Arona, como la comisaría cerrada, comisaría que prometió el actual Alcalde José Julián Mena abrirla, pero fueron mentiras para conseguir votos de los inocentes crédulos. Pues a pesar de los pesares, El Fraile es un lugar maravilloso, fantástico y es puro ejemplo de cómo es el mundo. Un lugar donde convivimos cientos de nacionalidades y la gran mayoría nos conocemos, nos respetamos y muchos nos saludamos y a veces compartimos interesantes tertulias.

Obviamente cuando hemos sufrido en nuestra propia piel los robos a nuestros hijos o han robado en nuestras propias casas, hemos sentido una rabia brutal motivada por los instintos a raíz de las calenturas, pero todos nos calmamos con el tiempo. Amor y Odio, según el momento es la Vida, pero esta vez escribo con Actitud Positiva y cómo dice mi amiga Irene, hay que tener Buenas Vibraciones para transmitir Buen Rollo.

El Fraile, está si vamos caminando a cinco minutos de Las Galletas, una playa romántica, sin olvidar el paseo por la costa hacia el Faro de Punta Rasca o hacia Golf del Sur.

Mientras sigamos Vivos, dedicamos gran parte de nuestro tiempo a fomentar el Buen Ambiente, para ver si logramos cambiar el nombre de Concejal de Medio Ambiente, por Concejal de Ambiente Entero, o Concejal de Buen Ambiente, porque a nivel general, en estos momentos podríamos llamarles, Concejal de un cuarto ambiente.

No vemos luces en ningún Municipio de ningún lugar, dónde demuestren con Información a través de carteles qué están preocupados por fomentar las Buenas Relaciones o un Mundo más limpio. Sin embargo en épocas de elecciones nos invaden con grandes carteles y panfletos, con imágenes de falsas sonrisas, pero luego olvidan las promesas que hacen y peor todavía es cuando algunos pierden hasta la humildad y caen en el egocentrismo.

Sin embargo todo termina siempre bien, mientras hayan personas que no se rinden ni se cansan de gritar al Mundo, qué un Mundo Limpio, dónde la Educación sea la bandera, siempre será más llevadero. Sabemos qué no arreglamos el mundo, pero El Fraile siempre ha sido y será el mejor lugar para «Vivir a pesar de los pesares».

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.