Juan Santana | El éxito y los ignorantes

¿Cuál es el verdadero éxito de las personas?, ¿Cuando comienza el verdadero éxito?, ¿Es bueno ser un ignorante feliz? Escribo «Ignorante», sin ánimo de insultar.

Cuando sentimos qué tenemos los días contados, sin importar la edad qué tenemos, ni los años qué nos quedan, es porque ya sabemos Vivir, pero hablo de Vivir de la mejor manera, con Salud, Algo de dinero y Mucho Amor, con las tristezas escondidas o bien disimuladas. El verdadero éxito de las personas comienza desde el primer momento, desde el primer instante qué salimos del vientre de nuestras madres, ¡Eso es el éxito!, pero cogidos de la mano del Amor, abrazos, besos, sonrisa, la teta en la boca, salud, alimentación sana, ¿Qué más se puede pedir? Realmente falta algo muy importante, pero además obligatorio, «Educación». La Educación es imprescindible para un buen crecimiento intelectual, individual y social, sin entrar en detalles con la letra de la canción famosa de Rubén Blades, cuando dice, «No se puede corregir a la naturaleza, palo que nace doblao, jamás su tronco endereza». Si no tienes educación tendrás un grado de ignorancia, serás un ignorante, sin ánimos de insultar y todos tenemos un grado de ignorancia, según nuestra preparación personal familiar social y acompañada del factor suerte obviamente.

Los buenos ignorantes felices son las personas qué han tenido la suerte de nacer y crecer con la mejor forma, pero están al margen de los temas o asuntos sociales qué deberían preocuparnos a la Gran Mayoría, para conseguir un Mundo Mejor, un Mundo Más Limpio. Sin embargo quienes luchamos por un mundo más limpio, desgraciadamente aprendemos qué es muy enriquecedor a nivel personal, porque muchos sentimos en nuestro interior, qué esto se está hundiendo, porque tan idiotas no somos. ¿Dónde está la medida? ¿Hasta cuándo y dónde vale la pena luchar por un Planeta Más Saludable en todos los sentidos? Es una respuesta donde cada uno tendrá la suya, pero los más inteligentes coinciden en las respuestas.

¿Es bueno ser un ignorante feliz como cualquier niño volando por encima de la realidad, sin entrar en detalles? Vamos a decir que si, para terminar esta carta y seguir reflexionando.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.