Juan Santana | Escapó del coronavirus. Felicidades a Domingo

¿Recuerdan el kiosco de madera que está en la Parada de guaguas principal de Los Cristianos en el sur de Tenerife?. Ahí estuvo Domingo, qué nació en La Gomera y cómo muchos tuvieron que salir en busca de mejor vida.

Hace muy pocos meses terminó el contrato del kiosco, pero Domingo está cerca de jubilarse y no desea seguir. Gracias a Dios qué nadie cogió el kiosco, porque se hubiera comido un marrón oscuro.

Domingo tiene dos hijos grandes qué ya comen solos y desgraciadamente su mujer, el amor de su vida está esperando dónde Todos nos iremos. Hace unos años Domingo nos acompaña a Bruselas, al amigo músico Juan Morales de Sardina del Sur en Gran Canaria y a mí, dónde pasamos unos días maravillosos con otros amigos de Bélgica. Cantamos, reímos, comimos t tuvimos tertulias emocionantes cargadas de mala leche especialmente cuando tocábamos temas políticos.

¡Vamos al grano! Paseando por Las Galletas, en el sur de Tenerife, en horas permitidas, nos encontramos Domingo y un servidor, cuando confesó públicamente qué pasó por el calvario del coronavirus y gracias a Dios está fuera de peligro y tan lindo qué da gusto verlo. Al par de días volvemos a encontrarnos por la zona de Tenbel y me dijo, «¿Cuando volvemos a Bruselas?», y descubrí qué no recordaba qué habíamos ido juntos cuando estuvimos cantando por la zona. Recuerdo cuando invité a Domingo a Bruselas, que no nos conocíamos, pero cómo en esa época lloraba mucho de tristeza por la pérdida de su mujer y alguna vez lloramos juntos, todo hay qué decirlo. Hablábamos un poco cuando paraba unos minutos en el kiosco a comprar el bono, cargar el móvil, comprar cigarros o agua.

En fin, pensaba qué en el Sur de Tenerife nadie cayó en la trampa del bicho virus, pero que casualidad qué justamente un amigo estuvo envuelto en la pesadilla y gracias a Dios, al destino o a Rita la cantaora, está estupendamente.

Felicidades a Domingo y a todos los qué hayan escapado y mi más sentido pésame a los familiares de difuntos.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.

 

Se el primero en comentar en "Juan Santana | Escapó del coronavirus. Felicidades a Domingo"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*