Juan Santana | El entretenimiento de las redes sociales

Qué pena cuando somos adultos y peor todavía cuando somos matemáticos, porque sentimos una mezcla de rabia y tristeza a la hora de leer muchas noticias y si leemos en periódicos con millones de lectores, hasta suena preocupante. Hace poco aprobaron un presupuesto de 20.000€ para los maquillajes y maquilladores de la Moncloa y es una pasta gansa, pero luego aparecen las críticas con diseños de los líderes, que realmente no tengo claro si son diseños simpáticos o son para llorar.

Lees noticias o escritos del vicepresidente español Pablo Iglesias, quejándose del periódico OK.DIARIO por los trapiches que se supone comete el director, pero mismamente Pablo Iglesias, está demostrando que está mosqueado con ese periódico y no tiene otra cosa mejor que hacer, además de luchar para eliminar la monarquía.

También leemos, inventos de mascarillas con luces incluidas y demuestran que las mascarillas estarán todavía muchos años con nosotros. Las redes sociales han demostrado quién somos y como somos, sin entrar en detalles porque cada uno tiene su propia opinión de la vida, según el nivel cultural obviamente. La búsqueda del protagonismo para muchos y muchas no tiene precio, no miramos los efectos secundarios y desgraciadamente todo pasa factura.

Los mismos líderes políticos antes de llegar al poder, disparan una ráfaga de promesas que a veces pienso que ellos mismos se las creen, porque para llegar al éxito tienes que creer totalmente y así convencemos a los votantes seguidores.

Pablo Iglesias en la entrevista del domingo 17 de enero en la Sexta, incluso pide que los presos catalanes estén libres y sigan con sus políticas de independencia y que hayan políticos que cobren del mismo país que desean separarse. No lo entenderé jamás.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.