Juan Santana | Día de la Amistad y de los Enamorados

¿Estás enamorado? Si estás enamorado, «Felicidades» porque seguramente estarás volando encima de la dura realidad, pasando de todo y feliz como una libre perdiz. Si estás viviendo el fuego del amor, lo demás no existe, no hay nada, no ves nada porque el verdadero amor es ciego, en ese espacio de tiempo que eres egoísta inconscientemente. No vamos a comparar el amor entre dos humanos con el de perros en celo por ejemplo, que cuando están con el fuego sexual pasan olímpicamente de sus dueños, sus amos, sus amigos o cuidadores y digo estas cuatro últimas palabras porque hay muchos meticulosos en estos tiempos de diálogo, especialmente de esos humanos modernos que hablan con el «ellos y ellas, nosotras y nosotros…»

¿Tienes verdaderos amigos? Si tienes aunque sea un sólo amigo, te diré lo mismo, «Felicidades», porque un amigo es un tesoro. La convivencia con uno mismo es muy difícil y la convivencia entre dos personas será un poco más difícil, pero cuando entra un tercero o una tercera, comienza a complicarse la cosa, porque vivimos tiempos del diálogo. Hace tiempo que no escucho ésta palabra a los políticos, pero imagino que cuando falten unos pocos meses para las nuevas elecciones, la volveremos a escuchar a ráfaga.

En tiempos pasados, hace muchísimos siglos cuando no existían las modernidades tecnológicas, para poder comer la gran mayoría, tenían que cazar, plantar o pescar, pero estos tres trabajos actualmente pertenecen a una minoría y los demás vivimos del diálogo hablado y escrito. ¿Qué tiene que ver la comida con el amor? No tiene que ver nada, pero con amor se vive mejor, aunque con el amor no se come. Terminaré la carta de una forma diferente para reflexionar y es felicitando a todos los camioneros del planeta, que transportan de aquí hasta el infinito, materiales, personas y comida, el foco de la vida.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.