Juan Santana | Por culpa de José terminé borracho

El protagonista es José Antonio Mesa Mendoza, un máquina total mix, Campeón del Mundo haciendo cócteles, pero por encima de todo «Amigo de sus amigos». En mis cuarenta y tantos años he cogido tres borracheras, pero gracias a Dios no han existido daños personales ni colaterales. La primera fue hace treinta y seis años, cuando nació mi hijo en Gran Canaria. Fue un veintiocho de Septiembre, en la famosa fiesta del gofio en Agüimes y gracias que un amigo me llevó a su casa en Santa Lucía y sin enterarme. Cuando desperté, paseé por los pasillos de su casa, a ver dónde estaba, me asomé por una ventana y descubrí que estaba en Santa Lucía, hasta que llegue a la habitación de mi amigo y me explicó dónde y cómo me recogió, sin entrar en detalles.

La segunda borrachera, fue en el año dos mil, en los carnavales de Santa Cruz de Tenerife, porque siempre cogía vacaciones por éstas fechas y así bailaba sin parar.

«La Tercera borrachera fue por culpa del amigo José Antonio», porque me llevó de Jurado en un Concurso de Cócteles Nacional, pero sin advertirme que solamente tenía que echarme un buche de cada cocktail y me los tomaba enteros. Obviamente cuando iba por el cuarto o el quinto cóctel, comencé a sentirme chachi piruli y después del sexto no recuerdo más que pasó, pero cómo José Antonio Mesa Mendoza, fue quien llevó a éste pobre ignorante de Jurado sin ánimos de insultarme a mí mismo, pues culpamos a él y nos quedamos tranquilos.

Felicidades a José Antonio, por ser una persona más del equipo de los Campeones del mundo cómo currante incombustible en el gremio de la hostelería y por encima de todos los valores humanos, por Ser Excelente Persona, con Matrícula de Honor. Fomenta la Positividad, padrazo y Amigo de sus amigos. Nuevamente, «Felicidades». Ser amigo suyo, es un nivelazo.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.