Juan Santana | Sí el conejo de su mujer no sirve, José Luis enseña hacerlo

Tenemos la suerte de tener a un cocinero que desearía cualquier restaurante o en los hoteles de Alto Prestigio, pero solamente cocina para su familia y para nosotros los lectores. Sinceramente gracias de corazón porque cada semana van sumando más personas que intentan sacar el sabor que comparte y esta vez nos enseña cómo preparar una buena carne de conejo en salsa, para cuatro personas, advirtiéndonos que primero tenemos que conseguir un buen conejo que tenga carne. Estimado lector gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá, especialmente gracias a José Luis Barbuzano.

Para este plato necesitamos medio litro de vino blanco, laurel y una cabeza de ajos. Un poco de pimienta negra y si le gusta quemón una pimienta roja de la puta la madre. Comino molido, pimentón dulce y una cebolla, un poco de tomillo, orégano, un vaso de aceite de oliva tamaño de los de un café con leche y añadiremos la misma cantidad cuando toque pero con agua. Primeramente, añadimos el aceite en el sartén y una vez calentito ponemos el conejo bien troceado con todos los ingredientes picados, hasta que veamos cómo el conejo está cogiendo color bien dorado y una vez disfrutamos de este color, comenzamos añadir el vino blanco y luego el agua.

José Luis aconseja acompañar con papas al gusto o guisarlas en otra parte y luego entremezclarlas con la misma salsa. En mi caso las frío en otra sartén y cuando están casi fritas, las mezclo con la salsa del conejo y es imposible explicar el sabor brutal que sentirás. La comida es el foco de la vida, todo lo demás es pura imaginación y en estos tiempos que vivimos en muchas partes del mundo, los hombres estamos ganando la partida en cuestión de sabores y olores en las cocinas. También podemos acompañar a este suculento plato una copa de buen vino tinto, sin olvidar una buena ensalada de tomate troceado con ajos picaditos encima y aguacate si están baratos, porque suelen estar caros en los supermercados. Algunos lectores han escrito, que solamente leyendo sienten retorcijones en sus estómagos y aconsejamos que tengan paciencia para preparar estos platos, porque José Luis dice, “Para prepara una buena comida, tienes que disponer de un poco de Tiempo, sentir los platos que estás preparando y sobre todo Mucho Amor”.

Por: Juan Santana.

 

Se el primero en comentar en "Juan Santana | Sí el conejo de su mujer no sirve, José Luis enseña hacerlo"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*