Juan Santana | Chuletada en familia con buena armonía Barbuzano

¿Cuántas veces al año tienes la suerte de juntarte con toda la familia pasando un día agradable?, ¿O con amigos?, ¿O con conocidos, compañeros de trabajo o personas por conocer?. Hoy el Chef Oficial el señor Don José Luis Barbuzano, nos dirá cómo preparar una buena chuletada con armonía, qué bautiza con el título «Chuletada en familia con buena armonía» y éste titular nos traslada más allá de la barbacoa, porque es verdad qué juntarse un grupo de personas con buen rollo para echarse unas chuletas a la brasa, unas tertulias y risas, carga el alma. Pero vamos al grano de cómo preparía yo las chuletas, a ver si acierto mucho. Compraría las chuletas frescas y si las tengo congeladas las descongelo obviamente. Las baño con aceite, unos ajos picados y un poco de sal, preparo la brasa con carbón y pa’lante.

Espero qué el Señor Barbuzano no nos complique la vida ahora añadiendo condimentos para la barbacoa, porque los cocineros profesionales creen qué es fácil lo qué para los demás es complicado. Sin más preámbulo leemos la forma de hacer una chuletada. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Obviamente gracias a Don José Luis y a su escribiente

Chuletada en familia con buena armonía Barbuzano

Ingredientes:

  • Chuletas de cerdo de aguja
  • Papas bonitas arrugadas
  • Sal
  • Un buen mojo verde de cilantro

Preparación:

Primeramente se coge una buena leña de brezo y se hace el fuego hasta que se haga una buena brasa (en la que no haya fuego). Ponemos la parrilla a una altura de 20cm. Una vez hecho esto se cogen las chuletas y se les pone la sal gruesa. A continuación se colocan en la parrilla dándole únicamente una vuelta a cada chuleta, se les pone un poco de mojo y cuando estén listas se sacan. Y ya estarían listas unas buenas chuletas de cerdo de aguja jugosas que pueden ir acompañadas de un buen vino tinto, unos buenos amigos y de nuestros familiares más queridos.