Juan Santana | Carta al director de un lector

Buenos días, fuimos a Bulgaria a ver a la familia y regresamos desde el aeropuerto de Rumanía por cercanía. Al igual que en el trayecto de ida. Después de 6 horas de vuelo, al llegar a Tenerife Sur el avión no pudo aterrizar en dos intentos fallidos por causa del viento (aunque otros aviones seguían aterrizando). Decidieron ir al aeropuerto norte, estuvimos dentro del avión 3 horas, comunicaron que estaban preparando una guagua para trasladar a la gente hacia el sur, y que estaban esperando al equipo que atienden a aviones Internacionales. Al final nos comunican que van a despegar otra vez para ir a aterrizar al aeropuerto del sur.

Ahí ya yo recogí mi equipaje de mano y salí del avión, esperando a la guardia civil, y este me dio dos opciones, subir al avión o llevarme al calabozo hasta el lunes.

Y volví a subir para despegar del aeropuerto norte hacia el aeropuerto del sur.

En el aeropuerto del sur lo único que hicimos fue entregar la declaración del Covid-19, es un cuestionario que se debe rellenar al llegar de países extranjeros, y el DNI, cosa que no pudieron hacer en el aeropuerto del norte.

– Al aterrizar en el aeropuerto norte debimos haber recibido asistencia lo antes posible, incluso una mujer sufrió un desmayo mientras esperábamos dentro del avión, la sacaron en brazos y la atendieron los mismos pasajeros fuera del avión en las escaleras.

– No me dieron la posibilidad de bajarme en el aeropuerto norte, el guardia civil me obligo a subirme otra vez al avión.

– No nos dieron ni agua ni comida en las 3 horas de espera dentro del avión.

Creo que esto no se debería repetir más, no es un buen recibimiento para nuestros turistas.

Saludos y muchas gracias.