Juan Santana | Un auténtico Ministro de Igualdad

Un auténtico o auténtica Ministro o Ministra de Igualdad, tendría obligación de ser una persona neutral, qué no pertenezca a ningún partido político, porque la misma palabra lo dice, «Igualdad».

Hoy que han enredado con el ellos y ellas, ministros y ministras o cualquiera otras palabras, incluso suman más aún la desigualdad y deberían buscar palabras qué valgan para el femenino y masculino, pero como los políticos y las políticas viven del palique o el diálogo, porque la época de plantar papas, recoger frutas, pescar o cazar mamuts para poder comer, es historia, tienen qué buscar la forma de pasar el tiempo con palabras y más palabras, pero cómo decía el poeta, «Siempre queda la palabra».

La Ministra de Igualdad en España tiene todas las estampitas para llenar el álbum, porque además de pertenecer a un partido político, qué no dejan de darse por saco continuamente mutuamente, es la mismísima mujer del vicepresidente, es decir, qué mas desigualdad imposible, porque deberían dar oportunidades a personas verdaderamente bien preparadas para comunicarse con una sociedad cada día más dividida. Seguramente esta es la misión de los políticos, dividir y vencer para llegar al poder.

Un Ministerio de Igualdad tendría que llevarlo una persona ajena al mundo político, ser un psicólogo y por encima de todo ser Neutral y Buena Persona, pero dejamos esto en un sueño, porque soñar es Vivir y Vivir es una palabra con un significado muy profundo.

En estos tiempos que todo nos da igual, que las noticias son para crear audiencias los diferentes medios de comunicación y luego presumir de dichas audiencias, pero es obvio, qué demuestran ser los más profesionales. Resumiendo todo este rollo, la Ministra en España, es Ministra de Igual da, porque todo nos da igual y nos limitamos a bla, bla, bla y más bla, bla, bla.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.