Juan Santana | Un año más con Doña Luisa

Doña Luisa, para aquellas pocas personas que no la conocen en el mundo entero, es una abuela, madre, amiga y mujer del Sur de Tenerife. Toda su vida en Los Cristianos, cerca del mar respirando la brisa y gozando del buen ambiente.

Obviamente ha tenido momentos duros como cualquier hijo de vecino, pero sigue todavía paseando cerca del nido en estos tiempos inimaginables. Jamás llegamos a pensar acabar el año con mascarillas sin estar en carnavales, pero esto es lo que toca y menos aún pensábamos estar gozando de llegadas de cayucos y pateras, sin olvidar los hoteles vacíos.

Mientras no falten las tazas de leche y gofio, un buen potaje, pescado y papas con mojo, sin olvidar las sonrisas aunque sean de lejos, iremos tirando hacia delante. Luisa es una mujer que echamos de menos por su actitud positiva, a pesar de disimular a veces con sus quejas, aunque es verdad que ha sufrido también lo suyo, pero es igual que Yaya la pescadora, siempre positiva. Luisa quiere desear felices fiestas a todos los lectores, porque dice que cada vez que sale en el periódico muchas personas se lo dicen. Ella no tiene teléfono móvil con wathsApp y éstas modernidades, pero sigue caminando cada día para saludar y que la saluden, para regalar mucho amor a sus amigos y confieso que muchas personas quieren a Luisa porque es un ejemplo de Persona del más Alto Nivel. Yo la quiero mucho.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.