J. Santana | Soy monárquico, porque el mundo me ha hecho así. Es mi destino

Mentirse uno mismo, es caer lo más bajo de una persona, igual que ser un Cobarde y confieso que si estar feliz con un Rey es ser monárquico, pues soy monárquico. Es mi educación y respeto a los republicanos, menganos, traficantes, asesinos, ateos, respeto a todo Dios, somos la suma de todas las personas que conocemos en el camino de la vida y sentimos la bandera del respeto, somos afortunados en sentimientos personales. Todos somos criticados de la mejor o peor manera y según la persona serán las palabras bien o mal sonantes. Confieso que el padre del Rey Felipe, Juan Carlos, es un hombre que me recuerda a mi padre, hasta en el físico, para no entrar en detalles. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

En seis décadas de vida he votado por todos los partidos políticos, por encima de todo, somos personas y mis abuelas fueron profesionales de la educación, enseñaron a querer a todo el mundo y a sentir la Bondad Brutal. La primera vez que voté a PSOE con Felipe González en los ochenta, tenía dieciochos años, fumador de porros diarios como millones de españoles y mi decisión fue porque prometieron legalizar la marihuana y no a la OTAN y nuestro problema de ignorantes sin ánimos de insultarnos, era fumar porros y vivir la vida loca, ya está. Obviamente muchos votamos por el mismo motivo, pero seguimos vivos y creciendo, con la oportunidad de confesar que en 1.980 algunos profesores vendían drogas en el mismo Instituto de Agüimes, en Gran Canaria.

Si le hubiera dicho esto a mi padre, la hostia me la llevo yo, los profesores eran Profesionales de la Educación, pero mi padre en paz descanse antes de morir, aprendió que sabemos mucho, poco y nada. El Rey Felipe, fomenta el buen rollo, casado con una mujer del pueblo y si algún republicano, presenta a un líder con mejor rollo, me haré republicano y mientras sean los políticos actuales con su espectáculo fomentando que los demás somos una mierda, menos ellos, seguiré siendo monárquico. En estos momentos, hay cuatro partidos, PSOE, Unidas Podemos e intentando hacer pacto con catalanes que no nos quieren, pero todo barco necesita un buen capitán y Felipe es un buen capitán. Espero morir con un buen rey y tengo muy claro que si logran echar a Felipe, después las peleas serán entre estos cuatro que fomentan el odio con palabras de extremas derechas o izquierdas y bla, bla, bla. Diálogo es la palabra famosa de los políticos, pero ya es muy repetitiva y que conste que ellos son el reflejo del pueblo. Te toca….

Por: Juan Santana.

 

Se el primero en comentar en "J. Santana | Soy monárquico, porque el mundo me ha hecho así. Es mi destino"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*