Enamorarse es perder el control. Mickael Bernot enamora en el Restaurante El Jable (1ª parte)

Por Juan Santana.

El enamoramiento es un estado emocional producto de la alegría y hablo de enamorarse de un plato de Mickael Bernot, porque un solo plato de Mickael, es comer el primero, segundo y postre. Antes de escribir, entro en su cocina y observo como prepara un plato de los comensales, sus manos elaborando con tanta concentración, que disfrutas el silencio de este gran profesional. Cuando te enamoras, te sientes brutalmente atraído de forma inexplicable y es imposible sacar del cerebro a la persona amada y con los sabores de Mickael en El Restaurante El Jable, nos sucede lo mismo. El enamoramiento de un plato, se basa en la forma de moverse el cocinero y Mickael rodea sus platos, mirando y mimando, los acaricia mientras habla con ellos. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, porque el tiempo, es el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Harían falta mil horas para hablar de Mickael, porque no ha perdido el tiempo buscando los mejores sabores y desde los catorce años, marcha a Inglaterra dónde estuvo seis años trabajando y estudiando, pero también estuvo por Escocia y un millón de lugares más imposibles de memorizar. Estuvo gran parte de su vida en París como Chef y es difícil de digerir, porque Mickael está dividido en miles de almas repartidas por el mundo. Es un hombre que respeta a todas las personas sin mirar sexos, razas ni religiones, escucha absolutamente todo y respeta todos los productos alimenticios, buscando el mejor gusto al paladar. Ama la chuleta gallega porque son de vacas lecheras como el buey, prepara la navaja al ajo y perejil que te puedes morir, los caracoles a la riojana, chipirones en su tinta, el rabo de toro y mucho más.

Por motivos de espacio y tiempo, estoy obligado a escribir por capítulos un resumen de la Vida de Mickael y si deseas saber y sentir el verdadero sabor de sus platos, cuando tengas tiempo visitas el Restaurante El Jable, en San Isidro, dónde comprobarás que sus comidas son totalmente caseras, canarias y españolas como dicen algunos de sus amigos y clientes. Cierra los martes y abre desde las 13:30 hasta las 22:30, pero los sábados también disfrutarás de música en vivo, por profesionales del piano o guitarras e incluso monólogos cómicos, porque Mickael además de ofrecer platos que enamoran, nos dice que reír, oxigena el cuerpo y la mente. Aquí dejo esta primera parte y les invito entrar en https://www.diptica.com/el_jable para que vean imágenes y nos vemos en la 2ª parte, porque queda mucho más, muchísimo más.

 

2 Commentarios en "Enamorarse es perder el control. Mickael Bernot enamora en el Restaurante El Jable (1ª parte)"

  1. I do believe all the concepts you’ve offered in your post. They’re really convincing and will
    definitely work. Still, the posts are very short for starters.
    May just you please prolong them a little from subsequent time?
    Thank you for the post.

  2. You really make it seem really easy along with your presentation but I to find this matter to be really one
    thing which I feel I might never understand.

    It seems too complicated and very broad for me. I am looking
    ahead in your next submit, I’ll try to get the cling of it!

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*