La policía local de Arona no pide aumento de sueldo, sólo pide que se les pague las noches , festivos y fines de semana

José Juan Pérez (CCOO, UGT, SIPC) y Alfredo Rodríguez Perera (CSIF)
El ayuntamiento pretende que los ciudadanos no cuenten con la policía local para su seguridad y orden público y sólo se dediquen a las ordenanzas, bandos y demás cometidos.

eds. 09 de Septiembre de 2016 | Los miembros de la policía local de Arona han formado una plataforma sindical única con todos los sindicatos como representación del colectivo policial, nos cuentan sus representantes,  José Juan Pérez (CCOO, UGT, SIPC) y Alfredo Rodríguez Perera (CSIF), este cuerpo policial viene acarreando problemas graves en cuanto a remuneración, estructura y los turnos laborales que han tenido que soportar hasta el momento, el colectivo policial estaba esperanzado con el nuevo grupo de gobierno ante los planteamientos realizados antes de las elecciones y al comienzo de la legislatura, el alcalde de Arona José Julián Mena cuando se incorporó en su cargo prometió que en tres meses estaban solucionados los problemas de la policía local, después de más de un año de mandato el cuerpo de la policía no ha visto ninguna mejora.
 
La principal reivindicación de la policía local de Arona es la diferencia salarial, actualmente un policía que trabaja de lunes a viernes  en horario de mañana en una oficina, libra los fines de semana y días de fiesta percibiendo el mismo sueldo que un policía que tiene nocturnidad, que trabaja los fines de semana y días de festivos, a eso se le debe sumar el sobre cargo de trabajo por la carencia de personal existente, esta situación se la ha manifestado al alcalde en múltiples oportunidades,  no sólo eso, han aportado alternativas con informe favorables de los técnicos del ayuntamiento, donde algunas partidas que se han quedado engavetadas se podrían activar para dar solución a las demandas del cuerpo policial, como cubrir el pago de esas horas extras nocturnas, fines de semanas y días festivos, el consistorio ha hecho caso omiso a todas estas propuestas y ni si quiera les han contestado, el ayuntamiento se ha amparado en una RPT que la misma policía ha dejado de creer, en su día el grupo de gobierno anterior se gasto 90.000 euros en un estudio que nunca se llevó a cabo, también desde el consistorio alegan que los pagos no se pueden realizar si no está regulado por el catálogo de puestos de trabajo.

 
El cuerpo policial entiende que esto no se puede realizar de forma inmediata, estiman que no prosperará hasta que no haya pasado unos seis mese o más, la recalificación de puestos de trabajo bajo la RPT para la policía es importante porque ese va ser un futuro para los agentes, puesto que de esas remuneraciones van a depender, pero mientras pase el tiempo y se le dé solución para que se instaure la RPT, necesitan solventar la situación actual hablando económicamente, la policía de Arona no está pidiendo un aumento de sueldo está pidiendo la remuneración de los trabajos adicionales y las horas extras, esta situación ha creado un gran malestar dentro del cuerpo policial, hasta el punto que en meses pasados han convocado una asamblea general con todos los funcionarios policiales, dónde uno de los acuerdos aprobados por mayoría fue el negarse a hacer horas extras, ya los agentes están sobre cargados por la carencia de efectivos y el gran volumen de trabajo en un municipio como el de Arona.
 
En las últimas reuniones mantenidas con la actual concejal de la policía local de Arona, Carolina Reverón Ramos, ante la negación del cuerpo policial de hacer horas extras, esta les manifestó que las competencias de seguridad ciudadana eran de guardia civil y policía nacional, pidiendo a la policía local que sólo se dedicara a las ordenanzas, bandos y demás cometidos, de todos es entendido que la seguridad ciudadana concretamente en el municipio de Arona en esa escala no funciona, la policía local se ha tenido que implicar en la seguridad ciudadana por la gran demanda existente en Arona y la carencia del resto de efectivos de cuerpos de seguridad, hasta el punto que actualmente el 75% de las llamadas a la policía local son de seguridad ciudadana y orden público, no de ordenanzas, bandos y demás cometidos, este municipio necesita crear unidades especializadas en diferentes frentes como, violencia de género y menores, algo que ha reivindicado por mucho tiempo y nunca se ha realizado, la realidad es que al día de hoy se tiene a 122 agentes de los cuales el 80% presta servicio de noche, fines de semana y festivos sin percibir un euro por ello, esta es una reivindicación de justicia.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram