Alumnado de los centros del litoral recibirán charlas en defensa y protección de la pardela cenicienta

Pardela Cenicienta.

En 2015 se recogieron en el municipio más de 400 ejemplares juveniles de esta especie accidentados.

Se impartirán más de cien charlas y talleres en los centros de primaria y secundaria del litoral Aronero hasta el 15 de noviembre, una oportunidad para acercar a los escolares del municipio toda la información sobre esta especie y su entorno.

La pardela cenicienta es un ave marina que pasa la mayor parte de su vida en el mar, donde realiza todas sus funciones vitales menos la de criar. Para esto, necesita adentrarse en tierra y ese es el motivo de que críe en los barrancos y montañas. Es en estas fechas cuando los pollos de pardelas comienzan a salir de sus «huras» (nidos) rumbo al mar y lo hacen de noche, orientándose por las luces naturales, como las estrellas, luna y reflejos del mar.




“Desgraciadamente, las luces artificiales de las ciudades y pueblos las deslumbran y desorientan, convirtiéndose en trampas que hacen que se accidenten y caigan a las vías o propiedades privadas”, como explica la concejal de Medio Ambiente, Yurena García. De hecho, en 2015 se rescataron un total de 1.400 juveniles accidentados en la Isla, de los que 401 fueron recogidos en Arona, lo que “da una idea de la importancia de trabajar desde el municipio en el rescate de estas aves, aparte de sensibilizar a la población para minimizar los impactos”.

Un grupo de educadores ambientales de Rumbo Ziday se encargará de asistir a un total de 11 centros educativos de primaria y secundaria de la costa (lugares de mayor incidencia con las pardelas) para realizar 110 charlas-taller educativas sobre este animal. Las charlas comenzaron el 26 de octubre y continuarán hasta el próximo 15 de noviembre.

En estos encuentros, se informará sobre curiosidades, vida, costumbres e importancia de la pardela cenicienta en nuestro ecosistema, con el fin de acercar al alumnado al conocimiento de su entorno. También de hablará de las amenazas y problemas de conservación, a la vez de aportar soluciones colaborativas y participativas que minimicen el impacto negativo sobre estos animales silvestres.

Cómo actuar

¿Qué se debe hacer si se encuentra una pardela herida o en el suelo? Lo primero es introducirla en una caja con agujeros, no darle de comer ni de beber y llamar al 112, donde se le asesorará y enviarán a alguien a recogerla.