FEPECO apoya una central hidroeléctrica reversible en Güímar

El almacenamiento energético será un revulsivo para las energías renovables.

Tenerife no puede quedarse descolgada, tras Chira-Soria en Gran Canaria y Gorona del Viento en El Hierro.

Los sistemas de almacenamiento energético son indispensables para la penetración de las energías renovables en los sistemas eléctricos de las islas. Actualmente ya se están desconectando parques eólicos del sistema en las horas valle, de menor consumo, muy especialmente en Tenerife, porque la energía que producen no puede ser absorbida por el sistema, por lo que, cuantos más parques eólicos se construyan, si no hay almacenamiento energético, más desconexiones habrá que hacer.

Es perentorio iniciar cuanto antes, las medidas necesarias para el almacenamiento energético en la isla, que según los estudios realizados debería tener una potencia de entre unos 200 o 300 MW. Oscar Izquierdo, presidente de FEPECO valora positivamente que “Gran Canaria haya tenido la iniciativa de poner en marcha la central hidroeléctrica reversible de Chira-Soria, actualmente en tramitación muy avanzada, lo que hay que felicitar y copiar, por la capacidad de planificación estratégica y ejecución de obra, que históricamente demuestra dicha isla.   En Tenerife, pasa lo contrario, primero se deja que se pudran los problemas, para después no poder hacer nada”. Por cierto, hay un hecho relevante para recordar. En su día, la Comisión Parlamentaria sobre Chira-Soria, a pesar de la exposición de defensa que hizo la Plataforma ciudadana contra la instalación de la central, aprobó su construcción por unanimidad de todos los partidos políticos. Oscar Izquierdo reitera que “lo decimos para que no pase lo de siempre que, en Gran Canaria, con muy buen criterio e insisto a imitar, siempre hay unanimidad para construir cualquier infraestructura y en cambio, en Tenerife, continuamente aparecen los noistas, dentro y fuera de los partidos políticos, intentando paralizar cualquier actuación positiva beneficiosa para la isla”.

La solución en Tenerife, también pasa por el aseguramiento energético sostenible,  a través de una Central Hidroeléctrica Reversible, que  tanto REE, Red Eléctrica de España, como el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Transición Ecológica, con competencias en energía, han propuesto en Güímar, como el lugar más idóneo para su instalación, a lo que se suma FEPECO en defensa de nuestra isla y su desarrollo sostenible, ya que la instalación de esta infraestructura imprescindible en estos momentos, conseguiría, no solamente recuperar el área de los barrancos de Güímar, desde un punto de vista medioambiental, sino que,  generaría posibilidad de agua potable, se produciría energía eléctrica limpia, además de aportar seguridad energética a la isla, que sería la premisa fundamental de la Central propuesta, porque su capacidad de almacenamiento energético, permitiría el crecimiento de las energías renovables.