FEPECO y APEI solicitan ayudas directas para pymes, microempresas y autónomos

Oscar Izquierdo presidente de FEPECO señala que el binomio construcción-turismo, cuando ha funcionado con normalidad, es el que ha producido más crecimiento económico y desarrollo social en toda la historia de Canarias, es un hecho empírico, que sólo se puede rebatir desde posicionamientos ideológicos fundamentalistas. La crisis que padecemos en nuestra tierra no es una falla interna de nuestro sistema productivo, sino que es un fenómeno global, que también deberá tener solución a nivel mundial. La paralización total del turismo en Canarias está teniendo unas repercusiones directas y negativas sobre todos los sectores económicos, que de una manera u otra dependen de la actividad turística.

Muchas empresas de la construcción han visto frenado su trabajo de manera inmediata, como consecuencia del cierre de hoteles y de alojamientos extra hoteleros, produciéndoles unas pérdidas muy cuantiosas, difíciles de recuperar a corto o medio plazo, además de no poder mantener las plantillas con las que contaban, por no tener faena, aumentando el desempleo de manera significativa, en todas las empresas que hacían trabajos relacionados con el sector turístico. Están pasando una coyuntura agobiante, por lo que es justo que se les tengan en cuenta a la hora del reparto de ayudas directas, bonificaciones fiscales, laborales o sociales, ya que están fuertemente damnificadas por la recesión que padecemos.

Isidro Martín delegado de APEI en Canarias manifiesta su preocupación sobre la situación de cientos de inmobiliarias, que en estos momentos es dramática, con la bajada de más del 50% de la compraventa de inmuebles, huida de inversionistas por la parálisis burocrática y las dificultades del mercado del alquiler. Incluso les está siendo casi imposible seguir con las oficinas abiertas al público, pagar todos los seguros de responsabilidad civil correspondientes o mantener el empleo que genera la actividad. Además, las ayudas directas a las empresas inmobiliarias es clave para mantener su labor profesional, de incalculable valor cualitativo en Canarias y para que no siga incrementándose la economía sumergida.