El CAF tinerfeño informa a las comunidades de que no pueden obstaculizar determinados trabajos

Todos los servicios de mantenimiento contratados por las comunidades (limpieza, ascensores…) tienen que seguir operativos, adoptando las oportunas medidas de seguridad.

El Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife informa de que todos los servicios contratados por las comunidades, como los de limpieza (con mayor intensidad en este caso), ascensores, jardinería o telecomunicaciones,  tienen que seguir operativos, y no se puede impedir el acceso de los operarios a los trabajos. Dicho esto con la actual normativa y mientras no se dicten otras medidas más restrictivas.

Las empresas de mantenimiento de ascensores tienen la obligación de seguir realizando las tareas de mantenimiento, avisos y reparaciones. Luego los propietarios tienen que permitir el acceso a la comunidad de los trabajadores.

Si ocurriera que no se deja realizar las operaciones citadas, informan desde estas empresas, la Consejería de Industria tendrá que ser informada y podrá pedir responsabilidades civiles y administrativas a los propietarios de los aparatos, incluidas sanciones, por incumplimiento de la normativa.

Hasta la fecha, añaden, ni las administraciones de Sanidad estatal y autonómica ni ninguna otra autoridad competente han prohibido esta actividad.

Del mismo modo, las empresas de telecomunicaciones deben seguir prestando sus servicios, especialmente los de mantenimiento, con las medidas oportunas de seguridad para prevenir contagios de sus trabajadores y de las posibles personas que tengan que estar presentes en la operación que deben realizar.

Es el caso de las instalaciones para la adaptación al segundo dividendo digital o la reparación de un portero automático. También muchos edificios, en estos  días, están incorporando la fibra óptica por el incremento del teletrabajo y de las clases por internet.

A este respecto, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transición Digital ya se ha pronunciado sobre el hecho de que los operadores de telecomunicaciones, y empresas de  instalación de comunicación y sus operarios «puedan acceder a los lugares en donde sea necesaria la instalación, el mantenimiento o la reparación de las redes y equipos de telecomunicaciones», cumpliendo las medidas sanitarias.

Por su parte, los administradores de fincas colegiados informan de que prosiguen las obras de mantenimiento o mejora de instalaciones, como el arreglo de bajantes, pérdidas de agua o actuaciones sobre piscinas, aprovechando que estas últimas no se pueden usar.

Señalar, por último, que los administradores de fincas colegiados de esta provincia están asumiendo tareas añadidas, pero que consideran de servicio público y derivadas de la situación de crisis que vivimos,  como la distribución del correo en complejos que antes eran turísticos, y que en estos momentos ya no cuentan con recepción, por poner un ejemplo.

Recordar que los CAF de toda España, liderados por el Consejo General, ante la falta de una normativa concreta, asumimos desde el primer momento la adopción de medidas higiénico sanitarias en las comunidades, de gestión de los edificios y para el confinamiento en las viviendas (hubo que prohibir el uso de las zonas comunes) para la contención de la expansión del covid-19. Asimismo, las medidas para el mantenimiento de los servicios y la gestión profesional mediante el teletrabajo, conforme a la modernización y avance tecnológico que van incorporando nuestros despachos.

1 Commentario en "El CAF tinerfeño informa a las comunidades de que no pueden obstaculizar determinados trabajos"

  1. En algunas comunidades residenciales de vecinos en el sur de Tenerife, las cuales no tienen ascensores, ni las piscinas en funcionamiento , los administradores de fincas siguen obligando a los empleados de las comunidades a asistir a su actividad laboral, sin además suministrarle ningún tipo de información ni de medidas de seguridad ni en cuanto a su situación laboral desde que entró el estado de alarma. (Un silencio absoluto totalmente demandable desde las empresas que gestionan a sus empleados o directamente los administradores de fincas). Todo esto, para que los propios administradores de fincas no tengan que mover el culo de sus oficinas en caso de existir algún problema en alguna comunidad. Es verdaderamente vergonzoso. Actualmente NO ES NECESARIO ni podar plantas, ni regarlas, dentro de las comunidades. Es más, corremos el riesgo que algún empleado introduzca el virus en la comunidad cada día que viene a trabajar. Todo por unos administradores Vagos e incompetentes que no quieren dejar de cobrar sus cuotas y perder dinero. La realidad es que muchos vecinos dejarán de pagar las cuotas durante el estado de alarma.

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*