El gobierno de Sánchez da la espalda a canarias

FEPECO rechaza enérgicamente la arrogancia y prepotencia como método de la acción política hacia Canarias. No podemos callarnos ante la nueva afrenta por parte de la Administración Central a los intereses económicos, estratégicos y sociales de nuestra tierra.

Oscar Izquierdo presidente de FEPECO señala contundentemente que “la aprobación del Convenio de Carreteras por el Consejo de Ministros en Barcelona demuestra una vez más y ya van unas cuantas, que el Gobierno de Pedro Sánchez no respeta a Canarias e intenta tomar el pelo a todos los canarios. Sigue en su política de hechos consumados, mostrando arrogancia y prepotencia con nuestra Comunidad Autónoma y por el contrario sumisión y entrega con la Generalitat Catalana, lo que se ha hecho es quitar de aquí para llevar allí, dos varas de medir. Aquí no se trata de aceptar lo que ellos graciosamente quieran darnos, se trata de que tienen que asumir lo negociado y que es justo y de derecho para Canarias, porque la deuda histórica de la administración central en cuanto a inversiones en carreteras en particular e infraestructuras en general todavía no se ha saldado y con estas decisiones se agranda más.

Estamos asistiendo a comportamientos que ya creíamos olvidados de aquel peninsular que nos veía por encima del hombro y nos trataba con ínfulas de superioridad pensando que los canarios todavía estamos en taparrabos, se equivocan, tenemos la suficiente dignidad como para exigir lo que nos corresponde. Faltan en el Convenio de Carreteras, casi 350 millones de euros, que se han quitado arbitrariamente, es la peor forma de gobernar para todos por igual. Desde FEPECO pedimos al Gobierno de Canarias, que sin perder ni un segundo, exija la ejecución inmediata de las Sentencias del Supremo ante los continuos incumplimientos del Ministerio de Fomento y a todos los partidos políticos, por encima de diferencias partidistas, ideológicas o de antipatías personales, que reclamen con firmeza y dureza lo que tiene que venir para Canarias.

La firma del Convenio de Carreteras, que se esperaba con tanta ansiedad y esperanza, se ha trocado en una nueva desilusión y en una mala noticia también para los socialistas canarios, porque se demuestra su falta de peso político dentro del partido a nivel estatal y su escasa capacidad de presión ante el Gobierno de Pedro Sánchez y también porque había algún dirigente socialista que estaba empeñado en que la firma se hiciera en el municipio de la Aldea en Gran Canaria y ahora se tiene que conformar con hacerse la foto desde Madrid, lo que refleja gráficamente un centralismo trasnochado y fuera de lugar en la España de la Autonomías”.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram