Estrategia de erradicación de la Tuberculosis en Canarias

La evolución de esta patología en las Islas, con 6,57 casos por 100.000 habitantes, una de las tasas más bajas de España, permite plantear su erradicación

El número de casos sigue descendiendo desde el año 2000, en que se creó el Registro de la Tuberculosis. En la isla de El Hierro no se ha registrado ningún caso desde el año 2009

El director general de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud, Ricardo Redondas, ha anunciado esta mañana en rueda de prensa la próxima elaboración de un Plan de Erradicación de la Tuberculosis en Canarias, que requerirá que el 100/% de las personas a las que se detecte tuberculosis tengan tratamiento y que todos sus contactos sean controlados, coordinando para ello todos los recursos disponibles en el sistema sanitario de las islas.

Junto al director general de Salud Pública estuvieron presentes en la rueda de prensa el jefe del servicio de Planificación y Coordinación de la Consejería de Sanidad, José Luis Arocha, y el jefe del servicio de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública, Domingo Núñez.

El Plan establece un Comité Autonómico para el seguimiento y evaluación del propio Plan, y estará formado por distintos profesionales de distintos ámbitos, tanto sociales como sanitarios. Su director será José Luis Arocha, el máximo responsable del Plan de Salud de Canarias, al que se vincula esta Estrategia de Erradicación de la Tuberculosis.

El Plan recoge las propuestas de la OMS y del Plan Nacional de la tuberculosis y las adapta a nuestra realidad, proponiendo 6 medidas sobre las que articular el abordaje integral del paciente basándose en criterios de equidad en salud:

1- Creación de un Comité Autonómico para la erradicación de la tuberculosis en Canarias, formado por profesionales tanto del ámbito social como sanitario. El director de este comité será José Luis Arocha, responsable del Plan de Salud de Canarias.

2-Creación de comisiones hospitalarias para el seguimiento de casos de tuberculosis.

3-Incorporación de la figura de coordinación por isla u hospital, según corresponda. Esta coordinación es clave para asegurar el seguimiento y tratamiento del 100% de los pacientes y el control de sus contactos.

4- Activación del procedimiento de acción local para el control de la tuberculosis. Se activarán procedimientos de acción locales cuando dadas las características de un caso sea preciso contar con mecanismos y medidas específicas de coordinación para garantizar un adecuado abordaje, por ejemplo contando con el apoyo de un centro de trabajo  o un centro educativo, con servicios municipales,etc.

5-Descripción del rol y funciones del personal sociosanitario implicado en el abordaje de la tuberculosis para mejorar la coordinación y evitar duplicidades.

6- El plan pretende facilitar el acceso a los tratamientos y seguimientos, de tal forma que las dificultades económicas y sociales no sean un impedimento o causa de abandono de los tratamientos, que son de larga duración.

Redondas ha recordado que la tuberculosis ha sido históricamente una enfermedad endémica en Canarias con presencia en todas las islas. La evolución registrada desde 2000, con una tasa de 23,43 casos por 100.000 habitantes, ha sido muy buena, con tasas progresivamente descendentes hasta llegar a la última de 6,62 casos por 100.000 habitantes en 2015, una de las más bajas del territorio español. En la isla de El Hierro no se han registrado casos desde 2009.

Durante su intervención, Ricardo Redondas recordó que “actualmente Canarias está en una situación que permite afrontar la erradicación de la Tuberculosis de forma posible y realista. Para ello se seguirán las directrices marcadas por el Plan de Erradicación de la Tuberculosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

Además, aseguró que “si el Plan se ejecuta como es previsible que se haga Canarias sería la primera región de Europa en declararse libre de transmisión de Tuberculosis”.

“Hemos presentado el proyecto TBMAC a una convocatoria de financiación de la Unión Europa, y obtener estos fondos nos permitirá desarrollar una estrategia con mayor innovación tecnológica para mejorar el seguimiento de pacientes y adherencia al tratamiento, factores fundamentales en esta enfermedad”, afirmó Redondas. “Gracias a esta financiación conseguiremos impulsar aspectos innovadores de este plan como la mejoras en los seguimientos-tratamientos, el uso de nuevas tecnologías y la geolocalización.”
En este sentido, reiteró que “el objetivo del Plan de Erradicación de la Tuberculosis en Canarias es la desaparición de esta enfermedad en todo nuestro territorio, lo que requiere que el 100% de las personas a las que se les detecte esta enfermedad tengan tratamiento, y

hacer el control de todos sus contactos con la imprescindible coordinación de todos los recursos disponibles en el sistema sanitario público”. Tal y como propone la OMS, la meta para el año 2035 es alcanzar incidencias menores a 1 caso por 100.000 habitantes al año.

 

El número de casos de tuberculosis en Canarias en el año 2015 ha sido de 152, con una tasa de 6,57 casos por 100.000 habitantes. De los 152 casos de 2015, 86 corresponden a la provincia de Las Palmas, y 66 a la de Santa Cruz de Tenerife.

Comparando la incidencia de la enfermedad de 2014 con otras comunidades autónomas y la media nacional, Canarias es la tercera comunidad con menor tasa de incidencia. Sólo Andalucía y Extremadura tienen menor incidencia que Canarias con 6,66 y 6,22, siendo la tasa nacional de 10,80 casos por 100.000 habitantes.

Las cifras de tuberculosis en Canarias de 2015 son prácticamente iguales a las de 2014 en el que hubo 153 casos y una tasa de 6,70 por 100.000 habitantes. Durante el año 2013, se notificaron un total de 162 casos nuevos de tuberculosis, lo que representó una tasa de 7,18 casos por 100.000 habitantes. En el año 2012 las tasas de afectación en la población fueron de 7,01 casos por cien mil habitantes.

En el momento de la creación del Registro de Tuberculosis las cifras de esta enfermedad para Canarias eran de 392 casos y una tasa de 23,43 por 100.000 habitantes en el año 2000, de 284 casos y una tasa de 16,62 por 100.000 habitantes en 2001, y de 252 casos y una tasa de 14,73 por 100.000 habitantes en 2002.

 

Agente causal de la tuberculosis

La tuberculosis incluye un amplio rango de enfermedades causadas por especies del complejo Mycobacterium tuberculosis. Puede afectar a cualquier órgano, siendo la forma pulmonar más frecuente que la extrapulmonar (70 y 30% respectivamente). El reservorio fundamental de Mycobacterium tuberculosis es el ser humano infectado.

 

Mecanismo de transmisión

El mecanismo de transmisión más habitual es la vía aérea por gotas de pequeño tamaño (0,5 a 10 micras de diámetro). La enfermedad también puede transmitirse por contacto directo a través de mucosas y de piel no intacta, pero estos mecanismos son extremadamente raros en nuestro entorno.

 

Periodo de incubación

Desde el momento de la infección hasta que aparece una lesión primaria demostrable o una reacción tuberculínica significativa pueden transcurrir de dos a 12 semanas.

 

Periodo de transmisibilidad

Las personas que padecen lesiones activas en el parénquima pulmonar o las mucosas respiratorias en comunicación con las vías aéreas pueden eliminar bacilos en suspensión en gotículas de saliva, con todas las maniobras respiratorias especialmente al toser o estornudar, que al ser inhalados por personas susceptibles llegan a los alvéolos pulmonares donde son fagocitados por los macrófagos, causando una nueva infección.

Todo paciente en el que se aíslen bacilos tuberculosos en una muestra respiratoria se considera a efectos prácticos potencialmente infeccioso. En general se admite que para pacientes con tuberculosis pulmonar sensible a los fármacos tienen que transcurrir dos semanas de tratamiento para que dejen de ser considerados potencialmente infecciosos.

 

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar enfermedad entre los infectados son la diabetes, la silicosis, las terapias inmunosupresoras, la insuficiencia renal crónica, las neoplasias (sobre todo de cabeza y cuello), enfermedades hematológicas (leucemias y linfomas), la malnutrición (pérdida de peso >10% del peso corporal), el alcoholismo, la adicción a drogas por vía intravenosa y la infección por VIH/SIDA. Se trata de una enfermedad estrechamente relacionada con las desigualdades sociales y la pobreza.

 

Datos del Anuario de Registro de Tuberculosis en Canarias 2014

Según la procedencia de los casos, en 2014 el 17,9% de los casos fueron foráneos mientras que en 2013 lo era el 22,2%. 4. Por grupos de edad y para el total de la población, se observó como el grupo de 35 a 54 años es el que tiene una tasa de afectación mayor en ambos sexos en conjunto. El hecho más significativo fue que se mantenían las tasas de afectación muy bajas en el grupo de edad de 5 a 14 años.

De los factores de riesgo asociados a la tuberculosis y en porcentaje respecto a 2013, en 2014 se mantenían prácticamente los porcentajes de casos VIH positivos y/o UDIs (usuarios de drogas por vía intravenosa), mientras que aumenta el porcentaje de casos con antecedentes de alcoholismo.

Del total de casos de 2014, el 68,2% de los mismos se curaron o finalizaron el tratamiento mientras que se incrementó el epígrafe “Otros resultados” en los que se engloban los tratamientos prolongados. En 2014 se estudiaron el 93,23 % a los convivientes y contactos de los casos de tuberculosis declarados, hallándose un 17,8% de los mismos positivos.

Se produjo un aumento del número de brotes en la provincia de Las Palmas, aunque limitados en su mayoría al ámbito familiar, mientras que no ha ocurrido ninguno en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

 

 

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. rigid dryer ducts
  2. scslearning.com

Comentarios cerrados.