Noticias Tenerife Con María José López, Senadora por Gran Canaria

Con María José López, Senadora por Gran Canaria

Por Juan Santana.

Esta vez nos vamos a Gran Canaria, concretamente a Sardina del Sur, para hablar con María José López, Senadora y hacía tiempo que no escuchaba esta palabra, Senadora. Diputada, concejal, alcalde, presidente, personal de confianza, ministro y otros, pero Senadora hacía tiempo que no escuchaba.

María José es de mi pueblo natal, nació el 24 de Septiembre de 1.976, tres años después de que mi padre me regala una guitarra comprada en el Cruce de Sardina, a Julio que todavía la tengo como un tesoro bien guardada. María José, antiguamente era Directora de Gabinete de la Vicepresidencia en el Cabildo Insular de Gran Canaria, es Experta Universitaria en Responsabilidad Social y ahora es Senadora por Gran Canaria, pero no vamos a decir nada más y que ella sea quién responda a las preguntas, con toda la sinceridad del mundo.

 

Pero antes, agradecer su presencia en este periódico regalando un poco de su tiempo, el tesoro más valioso del ser humano, porque el tiempo pasa y jamás volverá. Igualmente gracias a los lectores.

¿Te gustan las gafas que tienes en el montaje de la foto adjunta a la carta?

Sí, mucho. Me he reído al verlas. Y que te regalen un ratito de risa es siempre de agradecer, porque yo creo la vida con risa es siempre mejor vida.

Muchos no sabemos exactamente tu situación como Senadora, ¿Cómo podrías explicarnos como, donde y cuando llegaste a estar dónde estás?

Llevo tiempo en segunda línea de la política. He trabajado nueve años en el Congreso de los Diputados como asesora. Nueva Canarias me pidió en junio de 2016 que diera un paso adelante y que me presentara como candidata al Senado. 97.953 ciudadanos de Gran Canaria me dieron su confianza, y aquí estoy batallando en el Senado por mi isla y por Canarias, llevando a la Cámara Alta nuestras necesidades y nuestras reivindicaciones.

¿Tienes pocos o muchos amigos de verdad en Sardina? ¿Sueles salir de vez en cuando  con algunos?

Tengo muy buenos amigos en Sardina del Sur y en Pozo Izquierdo, que son los dos sitios donde pasé mi infancia y mi adolescencia. Ahora con las idas y venidas a Madrid el tiempo es menor, pero mantengo contacto permanente por el móvil, y a través de las redes sociales. Cada vez que puedo quedo aunque sea para un café. Y además de mis amigos, mis primos tienen un papel fundamental en mi vida. Yo vengo de dos familias numerosas. Somos 33 primos hermanos por un lado, y 26 por otro. Mantenemos contacto frecuente, y con muchos de ellos de manera constante. Tengo la inmensa suerte de que mis abuelos por las dos partes fomentaron mucho la unidad familiar.

Mis abuelos por parte madre son aldeanos como Román Rodríguez y recuerdo tomarnos una copa en la Aldea, en casa de mi primo Juan, ya fallecido. ¿Cómo es Román en el día a día?

Aunque ya hace más de seis años que no trabajo como su directora de Gabinete,  de él recuerdo dos características que son muy importantes en políticas: es muy trabajador, le dedica todas las horas del mundo a la política y a Canarias, y sabe despersonalizar, es decir, cuando lo atacan sabe que lo hacen por el cargo que representa y no se lo toma como algo personal, lo que en política es muy sano.

La pregunta de Sálvame deluxe, ¿Estas enamorada? ¿Tienes pareja?

Soy muy vergonzosa para hablar de estas cuestiones, pero sí, tengo pareja y estoy enamorada.

¿Realmente cuál es tu labor como Senadora por Gran Canaria?

Explicar las necesidades y los problemas que tienen Gran Canaria y Canarias. Lamentablemente todavía hay una imagen un tanto exótica de Canarias, que queda reducida a que tenemos un clima envidiable y unas playas espectaculares, que reclamamos la subvención de residentes para los billetes de avión, y poco más. A mí me ha sorprendido ver que hay parlamentarios que no se saben el nombre de todas nuestras islas y mucho menos cuál es cuál. Al Senado estoy llevando el nombre de nuestra isla y de nuestros pueblos, defendiendo la financiación para la carretera de La Aldea, denunciando la precariedad laboral de las camareras de piso y exigiendo que se aborde su problemática de manera integral, o presentando iniciativas concretas en defensa de una Canarias más innovadora y que genere empleo: propuestas sobre Economía Azul, sobre medio ambiente o sobre cambio climático. Y una cuestión que para mí es fundamental: lograr que el Senado sea útil. En noviembre defendí una iniciativa para que se constituyera ya el órgano que estudie la reforma del Senado y  la semana que viene se va a poner en marcha. Y ayer mismo logramos que el Pleno del Senado vuelva a celebrar el Debate Anual del estado de las Autonomías. Vamos a estar toda la legislatura planteado cambios para la ciudadanía pueda ver la utilidad del Senado.

Última pregunta como a todos, ¿Qué ideas puedes regalarnos para fomentar un mundo o una sociedad más feliz y con más confianza en los políticos?

Aunque suene a rollazo, yo creo que hay que volver a fomentar la conciencia colectiva. Vivimos y desarrollamos nuestra vida en grupos: familia, vecinos, alumnos y profesores, compañeros de trabajo. Me preocupa mucho el individualismo que se está dando, a la vez fomentado por las nuevas tecnologías. Cada vez compartimos menos, profundizamos menos y empatizamos menos…Tenemos que tener conciencia de que un mundo mejor solo es posible si lo hacemos entre todos. Creo que la revolución pendiente es la educativa, pero no me refiero a una ley, sino a todo el modelo. Ese es el gran reto. Y desde el punto de vista político, yo personalmente creo que la confianza se gana trabajando mucho, defendiendo aquello que comprometiste en campaña y respetando al contrincante político, e incluso valorando sus logros si van en beneficio de la gente.

 

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores