Lorenzo Reverón, habla para el CEST

Por Juan Santana.

Lorenzo es un amigo de hace más de quince años y este mensaje especialmente va dirigido a sus compañeros del Círculo de Empresarios de Tenerife Sur, por sentirse un poco triste en no haber participado en la broma del día de los inocentes, con el tema de la pintada de la carretera, publicado el día 28 de Diciembre, famoso día de los inocentes.

Resulta que nos encontramos en Los Cristianos por casualidad, cuando íbamos a ver el espectáculo de las personas que están viviendo en aquel gran edificio o cadena de apartamentos abandonados, donde también tropezamos con compañeros de la Televisión Canaria.

 

Hablamos un ratito muy corto y soltó un poco triste no haber participado en la broma del CEST, algo donde el amigo Dux director de este periódico, no siente ser culpable, porque las fotos fueron enviadas por la dirección o la central del dicho CEST, pero tampoco es tan grave el asunto.

Conozco a Lorenzo hace mucho tiempo y podría hablar de Lorenzo, de forma fina, entrando en la página www.gourmetland.es pero sería pájaro copión, que no tiene gracia. Nos conocimos cuando yo trabajaba en La Casa de Los Rótulos en Las Chafiras, ahora Rótulos Crespo y confieso que Lorenzo ayudó mucho a esta empresa, porque es un hombre hiperactivo, además simpático, serio y emprendedor sin frenos.

Realmente puedo escribir sin peloteo alguno que merece un elogio o un homenaje, porque siendo tan joven, tiene bajo su responsabilidad a cientos de familias, trabajando para sus empresas de restauración. Recuerdo cuando su hijo tuvo aquel problema quemándose con una barbacoa y Lorenzo estaba escondido llorando a solas, pero todo fue maravillosamente bien.




Aprovecho para recordar aquella locura de irme a rezar con montón de personas por su hijo desde las seis de la mañana y no diré que gracias a los rezos su hijo curó, pero fue una casualidad o causalidad de la vida, que jamás olvidaré.

¡Pues lo dicho!, que los compañeros del CEST hagan una llamadita a Lorenzo para explicar la razón de no haber colaborado en la foto broma del día 28 de diciembre y así todos seguimos sonriendo. Lorenzo dijo que si escribía algo, que les diera (no sé si está bien dicho) las felicidades por estas navidades y un Próspero Año Nuevo 2.017 para todos los lectores, sus clientes, a sus amigos personales y sociales, en fin a todos, hasta para los animales.

Termino la carta despidiéndome con este vídeo que grabamos en el año 2.004 en una de sus empresas, “Hacienda Miranda”, donde pasamos un sábado inolvidable y presumir de que esta canción estuvo todo un fin de semana en un programa nacional, ¡Anda Ya!, además de agradecer que hayas regalado un poco de tu tiempo leyendo la carta, porque el tiempo es el tesoro más valioso del ser humano. Un saludo a todos. Les paso con el vídeo de Hacienda Miranda.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram