Que lo sepa todo el mundo, nos amamos y punto

Por Juan Santana.

Hola estimado lector, ¿Cómo nos encontramos?, seguro que están bien y estarás deseando saber nuestra historia de amor, que no es tan maravillosa como la luz de la imagen adjunta, pero ahora vivimos momentos cargados de luz y gloria.

Todo comenzó aquella tarde cuando estaba pescando en el muelle de Las Galletas y alguien denunció mi presencia porque no sabía que estaba prohibido, hasta que llega Yesica, que gracias al destino estaba de servicio. A primera vista nuestros interiores comenzaron a temblar como volcanes y sudamos al mismo tiempo, mientras nuestras miradas estaban clavadas sin poder girar hacia otro lado.  Ahora compartimos nuestros secretos y confesamos que los dos ese día, nos preguntábamos al mismo tiempo, ¿Qué nos está pasando?. Ella olvidó el motivo por el cual estaba allí, al lado mío y pregunté para romper el hielo, ¿Qué te pasa?, ¿Por qué mira de esa forma?. Ella sonriendo dijo que habían llamado porque estaba pescando y no se puede pescar en el muelle, pero respondí, ¿Pa´cuatro fulas y un peje verde tanta movida?. Yesica reía y pasamos del tema, pero tuve el morro de pedir su número de móvil y cuando tengo su número, fue cuando descubrimos que había algo. Yesica gritaba flipando, ¿Por qué te dejé el número privado?, estaba clarísimo, el amor llegó a nosotros y no supimos por qué. Lo importante es que nos queremos y eso me hizo comprender, comprender que la quiero, comprender que la amo y que esto es para mí, un amor sincero. A Yesica dedico esta carta con todo mi corazón, porque a ella y a mí, nos unió un gran amor y no quiero despedirme jamás de Yesica, porque con ella no existe el adiós.

 

¿Te estás creyendo esta carta?, pues me alegro de que hayas picado en el día de los inocentes, con esta carta para fomentar el buen rollo y comentarte que esta imagen fue tomada el viernes día 23 de Diciembre en el Salón Parroquial de Arona a propósito para este menester. Este día estaban compañeros de la Policía Local llevando montón de alimentos para necesitados y todo no es tristeza con malos rollos, porque somos personas por encima de todos los valores morales y materiales.

Gracias por regalarme un poco de tu tiempo, el tesoro más valioso del ser humano y especialmente gracias a Yesica por prestarse o colaborar en estos minutos como actriz,  para intentar ser y hacer felices a los demás, porque no hacerlo sería estar totalmente equivocados. A los amargados de turno, pudiendo ser felices, desearles que se mejoren y ellos sabrán quiénes son. Un saludo a todos

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram