Con el amigo Fernando Clavijo, Pte. del Gobierno de Canarias

Por Juan Santana.

Hola estimado lector, espero estés bien y tirando pa´lante de la mejor forma positiva. Gracias por regalar un poco de tu tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, porque el tiempo pasa y jamás volverá. Obviamente gracias a Fernando Clavijo, por responder a las preguntas, porque detrás de todas las personas existe un mundo con su grado de interés.

Si escribo que Fernando Clavijo es amigo mío, muchos dirán “Juan miente”, pero solamente contaré un poco, porque el protagonista es él y nada más que él. En el año 2.000 nos conocimos por el destino y él apoyó siempre el arte y Sin Fundamento también tuvo su ayuda, pero no a través de subvenciones, sino a nivel personal. Luego nos hemos reunido en algunas reuniones fuera del tema político y la última vez que nos vimos, fue en 2.016 en el Restaurante El Cine, donde me preguntó, “¿Cómo ves la sociedad canaria en estos momentos?”, y respondí, “Desde la época cavernaria, pasando por la medieval, el western, hasta hoy, siempre han existido personas mal y personas bien. Y como decía mi padre, el factor suerte nace con cada persona”.

 

Nos encontramos en Guía de Isora este año 2.017 y le pedí esta entrevista, pero sin politiqueo, porque jamás tocamos el tema político y nos relajamos un pizco. Vamos al grano con Fernando Clavijo, que estoy deseando sentir sus respuestas, desde lo más profundo de su corazón.

¿Dónde naciste y cuántos años tienes?

Nací en La Laguna, el 10 de agosto de 1971. Haz cuentas, 45!

¿Puedes contarnos un poco lo más más bonito de tu niñez?

Era un niño muy «desinquieto» y mi madre me apuntó a karate para ver si la disciplina y la rutina me «tranquilizaban» y la verdad es que lo hicieron. Ese quizás es uno de los recuerdos más bonitos; los entrenamientos, la competición…fue una etapa que recuerdo con cariño.

Tienes un carácter y actitud tan tranquila, simpática y relajada, ¿Podrías compartir cuál es el secreto?. Es que tu vida es como para tener cara de estrés total

Tomarme la vida con calma. Sé que tengo una enorme responsabilidad pero precisamente la disciplina que me inculcó el deporte me permite mantener los nervios controlados. Eso no quiere decir que la procesión no vaya por dentro. También le digo que disfruto con lo que hago; es una oportunidad única que asumo como mucha ilusión aun cuando hay días complicados. Cada día que pasa es un día menos para hacer cosas, para cambiar lo que quiero cambiar, para lograr mejorar la calidad de vida de los canarios…y esa ilusión me permite mantener los nervios controlados.

¿Cuántas horas semanales dedicas como Presidente de Canarias?. Aproximadamente

No hay horas. Pero también te digo que no es mucho más que lo dedicaba al trabajo como alcalde. Al final, estos cargos son de 24 horas. La única diferencia es que ahora duermo mucho fuera de casa (que es lo que peor llevo por mi familia) y los desplazamientos en avión te roban mucho tiempo.

Conozco a tu mujer, pero por curiosidad, pero nunca te he preguntado, ¿Tienes hijos?

Dos niñas

Solo con una palabra, ¿Qué sentiste el primer minuto como Presidente del Gobierno de Canarias?.

El peso de una enorme responsabilidad y la ansiedad de querer ponerme a trabajar sobre la marcha.

¿Echas de menos a los mejores amigos o tienes algún hueco para ellos?

No los echo de menos porque sigo en contacto con ellos, Por whasap o por teléfono y siempre que puedo intento verlos, Mi pandilla de amigos nació en el colegio; desde entonces estamos juntos y todos tenemos trabajos y familias pero siempre buscamos la forma de vernos y mantener el contacto. Imagino que como todos cuando crecemos; no podemos vernos tanto como antes pero eso no quita que sigamos en contacto.

¿Has llorado de tristeza o alegría?

No soy hombre de lágrima fácil. Pero sí se me han soltado las lágrimas por mis hijas.

¿Qué tipo de libros y películas son tus favoritas?

Leo mucho y muy variado, No tengo un género; me guío por recomendaciones de familiares, sobre todo de mi madre, y compañeros de trabajo.  En cuando a películas; las de acción, sin duda.

¿Estás feliz como Presidente o en algunos momentos te sientes cansado?

Soy feliz. Esto es un reto, es una oportunidad única. Es cansado, pero como todos los trabajos, ni más ni menos, cuando los asumes con responsabilidad y seriedad.

Última pregunta como a todos los entrevistados, ¿Qué mensaje regalas a la sociedad en general, para fomentar un mundo mejor?

Trabajemos por ser felices. Pensando en lo que les queremos dejar a nuestros hijos.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram