Arona trabaja ya en ampliar el horario de las terrazas

El Ayuntamiento de Arona se encuentra ya trabajando en atender la petición de las zonas comerciales abiertas del municipio para que se amplíe el horario de las terrazas ligadas a la restauración. Para ello, la propia ordenanza de agosto de 2017 contempla un conjunto de disposiciones especiales que serían la vía más probable para la aplicación de los nuevos horarios.

Ampliar el actual horario de las terrazas del municipio ligadas al sector de la restauración, de manera que esto suponga para los establecimientos una mayor facturación y, por tanto, se garantice su competitividad, su viabilidad y se asegure el empleo que generan.

Ese es el objetivo del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Arona, cuyas competencias ha asumido el propio alcalde, José Julián Mena, que trabaja ya en la completa aplicación de la ordenanza de agosto de 2017, que contempla esta posibilidad.

Esta norma reguladora de la utilización y ocupación del dominio público limita el horario de las terrazas en todo el límite municipal entre las 8 y las 22 horas. Sin embargo, en su artículo 3.1.2 establece un conjunto de disposiciones especiales, entre las cuales se encuentra la posibilidad de fijar nuevos horarios en determinadas zonas o épocas del año, una vía que sería la más probable para cumplir con la petición hecha pública esta misma semana por las zonas comerciales abiertas del municipio.

En una nota hecha pública días atrás, además de mostrar su satisfacción con la aprobación de la exención de tasas por la ocupación de mesas y sillas para el sector de la restauración, estas pedían la ampliación del horario de las terrazas, al menos durante el verano, además de explicar que su facturación depende de ellas en un 60%, especialmente en esta época.

Por ello, el Ayuntamiento se encuentra trabajando en una vía que permita la ampliación de estos horarios, todo ello dentro de un plan de apoyo económico a diferentes sectores de actividad que, en los últimos meses, ha supuesto, no solo la exención de las tasas que paga el sector de la restauración por las terrazas, sino el aplazamiento de todos los recibos municipales, una línea de subvenciones para autónomos y micropymes y otras específicas para sectores concretos, como el del taxi o el de la pesca.