Arona acomete la construcción de 320 nuevos nichos en el cementerio municipal ante el aumento de la demanda

El Ayuntamiento de Arona ha iniciado la licitación para la construcción de 320 nuevos nichos de inhumación en el cementerio de Santa Salomé en lo que supone la cuarta mejora de su capacidad desde 2016. En este período la capacidad del camposanto ya había sido incrementada en otros 200 nichos.

El camposanto municipal de Arona, el cementerio de Santa Salomé, será sometido próximamente a la cuarta mejora de su capacidad desde el año 2016, cuando comenzó a ver aumentado el número de nichos, cuya cifra se veía comprometida, entre otros factores, por el importante incremento poblacional experimentado por el municipio en los últimos años.

La nueva ampliación, que se encuentra ya en proceso de licitación, contempla la construcción de un total de 320 nuevos nichos, lo que supone un notable aumento con respecto a los más de 3.400 nichos actuales.

En el año 2016, el cementerio disponía de un total de 3.236 unidades, que fueron incrementadas en otras doscientas a lo largo de los años siguientes y a las que se sumarán más de tres centenares, de forma que se pueda planificar de una forma adecuada el incremento de los enterramientos en los próximos años.

Se trata, por tanto, de la cuarta actuación de estas características que se lleva a cabo en un período de algo más de cuatro años. Todo ello derivado, directamente, de un aumento de la población que ha supuesto una multiplicación exponencial del número de habitantes en apenas veinte años, hasta superar los 100.000 en 2019, según los datos del padrón municipal.

La construcción de los nichos se realizará en una extensión de la misma parcela en la que actualmente se encuentra el cementerio de Santa Salomé, todo ello con una inversión máxima de 501.000 euros.

José Julián Mena: “Planificar el crecimiento para los próximos años”

El concejal del área de Obras, Leopoldo Díaz Oda, ha subrayado la importancia de “planificar, de modo que nos anticipemos a una situación en la que mantenga el incremento de la demanda de las instalaciones, lo que llevó, años atrás, a colocar el cementerio municipal al borde del colapso. Con esta nueva ampliación nos adelantamos a esa situación”.

Por su parte, el alcalde de Arona, José Julián Mena, ha explicado que “en 2016 nos encontramos con la necesidad de planificar el crecimiento del cementerio municipal de acuerdo con el incremento de la población que se ha ido produciendo en el municipio, a lo que hay que sumar un proceso que estamos desarrollando de manera paralela para mejorar y modernizar las criptas que tenemos en el municipio, que precisaban de diversas adaptaciones”.