El CEST anima a Torres a seguir defendiendo ante el Estado el decreto que valida los test de antígenos

Los empresarios aplauden la obligación de contar con una prueba diagnóstica para volar a Canarias desde la Península.

El Gobierno canario ha dado otro paso en la dirección correcta, de ahí que se valore muy positivamente la aprobación por parte del Ejecutivo autonómico del decreto que establece la obligación de contar con una prueba diagnóstica de coronavirus negativa para volar a Canarias desde la Península. El Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife ha querido dejar constancia de su satisfacción, una vez que se ha concretado una medida que el CEST ha venido reclamando en el convencimiento de que los controles a viajeros procedentes de la península —sean o no residentes— contribuirá de forma notable a incrementar la seguridad sanitaria en las Islas, especialmente ahora que los índices de propagación del COVID-19 superan los niveles exigidos por los principales mercados emisores.

En este sentido, Roberto Ucelay, presidente del Círculo de Empresarios del Sur, ha manifestado su apoyo a la medida impulsada por el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, y por la consejera de Turismo, Yaiza Castilla. “Se ha dado un paso que venimos reclamando hace tiempo, nos consta que no han sido pocas las trabas que han encontrado por el camino y que siguen dándoles no pocos quebraderos de cabeza, pero el presidente y la consejera han impulsado una medida imprescindible para incrementar la confianza sanitaria que nos exigen en los mercados emisores”, ha señalado Ucelay.

Por el contrario, empresarios y profesionales se han mostrado especialmente críticos con la paralización del decreto canario sobre los test de antígenos a turistas extranjeros. A juicio de Ucelay, que el Consejo de Estado haya informado que el texto regional invade competencias de Sanidad Exterior constituye “la última prueba de que el Gobierno de España, especialmente su ministro de Sanidad, nunca creyó en los controles en los aeropuertos y ahora impone un tipo de test que constituyen más un problema que una solución, importándole poco que en Canarias sea una demanda unánime desde hace meses”. El CEST entiende que el presidente canario debe seguir defendiendo una propuesta en la que cuenta con el respaldo del sector y de sociedad de las Islas.

Respecto a la situación generada en Tenerife, con índices de propagación del virus superiores al de las restantes islas, desde el Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur consideran que, además de la batería de restricciones decretadas por el Gobierno, deben incrementarse los recursos para mejorar la presencia y control policial en calles y espacios abiertos con una afluencia especialmente importante en estas semanas, así como en las zonas comunes de los edificios