Practicaban Airsoft sin los debidos permisos en Los Realejos

La Guardia Civil notifica diversas actas por infracción a cuatro personas que practicaban Airsoft sin los debidos permisos.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza del Puerto de la Cruz (SEPRONA), mientras se encontraban realizando el servicio propio de la especialidad, circulando por una finca ubicada en el término municipal de Los Realejos, observaron a cuatro personas practicando en una vivienda abandonada la actividad conocida como AIRSOFT.

Al objeto de comprobar que la citada actividad se estaba realizando acorde a la legislación vigente, los agentes del SEPRONA procedieron a identificar a los deportistas allí presentes, pudiendo comprobar que ninguno poseía la Tarjeta de Tenencia de Armas para la utilización de las armas tipo 4.2, con las cuales practicaban el citado deporte, según lo establecido en el Reglamento de Armas. Así mismo, también pudieron comprobar que se encontraban practicando tal actividad en un lugar no autorizado por la Administración competente.

Destacamos que la citada actividad se debe practicar con armas catalogadas de cuarta categoría, según la Orden INT/2860/2012, de 27 de diciembre, por la que se determina el régimen aplicable a ciertas armas utilizables en las actividades lúdico-deportivas de Arsoft y Paintball, en concordancia con el Real

Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el que se aprueba el reglamento de armas.

Conforme a lo establecido anteriormente y en aplicación a la Ley 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana en concordancia con la legislación ya reseñada, los agentes procedieron a intervenir cautelarmente las armas y a depositarlas a disposición de la Autoridad Gubernativa (Subdelegación de Gobierno) en dependencias de la Intervención de Armas del Puerto de la Cruz, extendiendo las correspondientes actas de denuncia.

Las armas intervenidas son cinco armas largas y una corta, alguna de ellas de difícil identificación debido a su gran parecido con armas reales, las cuales podrían dificultar gravemente la actuación de los agentes de la Guardia Civil, por lo que se hace necesario que esta actividad se practique en lugares habilitados al efecto y debidamente documentada su pertenencia.

Finalmente, los agentes notificaron un total de cuatro infracciones por la tenencia y utilización de armas reglamentarias careciendo de la documentación para su tenencia, así por su uso en zonas no autorizadas.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*