Mónica (Camarera de Piso): “El poder de un sindicalista que juega con mi comida”

Mónica García, representante y presidenta del colectivo de Camareras de piso Kellys Unión Tenerife, lleva más de un año denunciado públicamente «el acoso y discriminación laboral al que se ha visto sometida por parte de un sindicalista que le hace la vida imposible».

Ahora «tras ser vetada por la supuesta acción de un Sindicalista, que en su día no pudo quedarse con nuestra Asociación para seguir manejándola a su antojo. Después de comprobar a lo largo de ese año que lamentablemente se me cierran las puertas y sin más remedio, tras pasar por muchas administraciones y comentar mi problema, con la aprobación de muchas personas hago público mi caso el día 6 de Mayo en una rueda de prensa».

A lo que declara

Las primeras reacciones no se hacen esperar,  y sin yo haber dado nombre alguno, diversas personas de un conocido sindicato, S.B. comienzan con su acoso en redes sociales.

Debo decir que esto no es un caso aislado, pues no soy la primera que lo sufre,  y las personas que lo han sufrido, le han dado el gusto a este señor de abandonar su profesión  e incluso la isla en algún caso para poder seguir con su vida.

Curiosamente, se da una rueda de prensa desde el mismo sindicato y, sin preguntarle en ningún momento a nadie  su máximo dirigente, se proclama como la posible mano negra y admite con un argumento discriminatorio,  los motivos de que yo no tenga un empleo.

Así mismo,  este señor se encarga de declarar que el mismo ha hablado con Ashotel  para pasarle mi cv y que no me han llamado.

Y yo quedo boquiabierta al oírlo, porque la que ha pasado mi cv a Ashotel he sido yo, y es más he tenido que firmar un documento de protección de datos que me enviaron desde Ashotel para pasar el cv a los asociados.

No sólo con eso manifiesta diversos hechos que no han sucedido, y como colofón final, dice que son las gobernantas las que no me quieren.

Créanme que no logro entender como alguien que dice no haber hecho nada en mi contra, a saltado a defenderse sin haber sido nombrado, tampoco entiendo como sabe que no me han llamado, o como personas de su entorno familiar saben que yo he firmado una ley de protección de datos. Parece que lo están haciendo bien para cumplir con lo que siempre han hecho, empleados sumisos que agachan la cabeza  por miedo a perder el puesto de trabajo, y hasta ahora le ha ido bien porque nadie había dicho nada.

Quien iba a pensar que una pobre camarera de pisos (como me denomina) iba a hablar, y no iba a callarse. Es penosa la información que supuestamente difunde de mi, hasta puntos extremos, pero no se preocupen que si sigo en la lucha es porque muchísimas personas me conocen como persona y como trabajadora.

CONFÍO EN LOS EMPRESARIOS QUE NO SE DEJAN LLEVAR POR NADIE Y COMPRUEBAN POR ELLOS MISMOS

Vivo en el Sur de Tenerife, en Adeje, un municipio turístico mundialmente reconocido, con un elevado número de hoteles aproximadamente doscientos divididos en varios municipios.

Es imposible, que los empresarios y gobernantas de esos hoteles piensen que no deben contratarme por ser quien soy,  una activista de las Kellys.

Señores empresarios este sindicalista me vende como revolucionaria y terrible, nunca ha podido tener esa imagen de mí porque jamás la he dado.

Me encanta mi trabajo, y lo acato como una más,  porque en horario laboral soy una más,  y mi tiempo libre, es mío,  que no les siga vendiendo mentiras, ya está bien de creer historias inventadas.

QUIERO TRABAJAR, Y ES LO ÚNICO QUE PIDO Y NECESITO

Estoy segura, de que alguien creerá en mí y me dará la oportunidad, yo soy una persona normal y corriente, con las mismas necesidades que cualquiera de ustedes, y lo más penoso es que muchos hoteles están buscando camareras y no me llaman. ¿Por qué será?

No he recibido noticias de nadie, ni de Ashotel  para ayudarme, ni las gobernantas replican esa culpa que les echan y ellas no tienen, y mientras tanto el tiempo pasa y mis recursos se acaban.

Mi familia vive angustiada por lo que nos falta y no nos pueden dar, así como la gente de nuestro entorno,  amigos y algunas Asociaciones de Kellys Unión, Kellys Fuerteventura y Las Kellys Benidorm que me apoyan incondicionalmente.

Recordarles que tengo el apoyo de algunos sindicatos que me han llamado para ofrecerme su apoyo y ayuda, pero también hago un llamamiento a los conocedores de esta historia, que en su día integraban la plataforma por la defensa de las camareras de piso de canarias, tanto a mis compañeras de Kellys Unión Gran Canaria, por considerar que el apoyo a una camarera de pisos desde las asociaciones debe ser incondicional, como a los sindicatos que vivieron la actuación de esta perla.

Mis recursos se acaban y las ayudas del Ayuntamiento son puntuales y este miserable estará feliz por el daño que genera, pero les digo una cosa, no me voy a suicidar por no poder pagar, porque dirían “Que buena era, la pobre “y a la semana ya se habrían olvidado de mi, pero esto, le  pasaría a otra después que a mí y seguramente no se qué haría. Ese gusto no se lo voy a dar, porque el historial de este SINDICALISTO ya lo conoce mucha gente.

Quiero terminar este articulo recordando que los sindicatos están para ayudarnos, y no deben permitir que el poder de una persona,  así sea con más instituciones permita dejarnos sin comer. Cuando conté mi historia, me habría encantado equivocarme, pero me he encontrado con más basura oculta de la que pudiera imaginar y de la que mucha gente es conocedora.

Soy una madre que vive con su hijo paga hipotecas gastos y demás.

He barajado y no descarto ponerme en la calle a manifestar mi problema,  sólo espero que no tenga que llegar hasta ahí.

HOY SOY YO……..MAÑANA PUEDES SER TU.

SEÑORES EMPRESARIOS, POR FAVOR, NECESITO ESA OPORTUNIDAD.

 

Se el primero en comentar en "Mónica (Camarera de Piso): “El poder de un sindicalista que juega con mi comida”"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*