La Policía Local de Arona pone en marcha los ‘grupos burbuja’ para evitar contagios por coronavirus

La Policía Local de Arona pone en marcha los grupos cerrados, o ‘grupos burbuja’, en sus turnos de trabajo, un cambio estructura que tiene como objetivo disminuir el contacto entre los agentes y reducir así posibles contagios de covid-19 dentro del cuerpo policial.

“La Policía Local es un grupo estratégico en la lucha contra la covid-19. Los agentes están más expuestos al coronavirus pues su contacto con los ciudadanos es permanente. Con el cambio de estructura de trabajo, con grupos burbuja en los turnos, desciende el contacto entre agentes reduciendo la posibilidad de contagios”, afirma Raquel García, concejala accidental de Seguridad del Ayuntamiento de Arona.

La Policía Local de Arona ha puesto en marcha los grupos cerrados, o ‘grupos burbuja’, en sus turnos de trabajo, un cambio de estructura que tiene como objetivo disminuir el contacto entre los agentes y reducir así posibles contagios de covid-19 dentro del cuerpo policial.

El Ayuntamiento de Arona ha vuelto a adoptar esta medida, que ya se impulsó durante los meses de confinamiento por el estado de alarma en el primer brote de coronavirus. “La Policía Local es un grupo estratégico en la lucha contra la covid-19. Los agentes, debido a su trabajo de prevención en materia de seguridad sanitaria entre la población, están más expuestos al coronavirus pues su contacto con los ciudadanos es permanente. Con el cambio de estructura de trabajo, con grupos cerrados en los turnos, desciende el contacto entre agentes disminuyendo la posibilidad de contagios”, afirma la concejala accidental de Seguridad, Raquel García.

Afortunadamente, la incidencia de casos por covid-19 en la Policía Local de Arona, después de siete meses de pandemia, es bastante bajo, con solo tres positivos. Así mismo, 14 agentes han ido pasando por el periodo de aislamiento preventivo establecido y reincorporándose a medida que acaba.

Igualmente, en cuanto se tuvo constancia del primer positivo, se llevaron a cabo las medidas preventivas necesarias. Desde un primer momento, se convocó al Comité de seguridad y salud para acordar todas las medidas a tomar en este sentido e, igualmente, se hizo lo propio este lunes con la Mesa Sectorial de la Policía Local para tratar y configurar el cambio de estructura de trabajo, volviendo a los grupos burbuja.

Otras medidas llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Arona han sido una limpieza a fondo de las dependencias policiales con ozono, y también se ha intensificado la limpieza de los vehículos policiales.

En las próximas semanas se sumarán 31 agentes más a la Policía Local de Arona (24 por oposición y en periodo de prácticas en la Academia Canaria de Seguridad y siete más por concurso de traslado), ascendiendo la plantilla a casi 150 efectivos.