El CEST apoya con condiciones el proyecto del tren al Sur

Los empresarios consideran necesario un debate sobre el cambio de modelo de gestión del trasporte que gestiona el Cabildo y que dicha infraestructura supondría para la Isla

Empresarios y profesionales proponen que se haga un informe de impacto en el sector del transporte discrecional y otros sectores de transporte público.

El Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST) apoya con condiciones el proyecto de un tren al Sur de la Isla, una propuesta que está suscitando posiciones encontradas entre los diferentes partidos y colectivos de la Isla y de la Comarca. A juicio del Círculo del Sur, el proyecto del tren debe impulsarse siempre y cuando se acompañe de un informe del impacto que tendría en el sector del transporte, tanto del transporte discrecional como en el de los taxis, y de un plan de reconversión.

Los empresarios consideran que, junto a este informe de impacto, debe analizarse en qué situación laboral quedarían quienes en la actualidad trabajan en dicho sector. En este orden de cosas, el CEST entiende que caso de seguir adelante el proyecto del tren del Sur será necesario un plan que desemboque en una revisión en profundidad de la Empresa TITSA, de tal forma que se reconduzca una situación que según los empresarios históricamente ha provocado enormes pérdidas.

Desde el CEST se considera, en este sentido, que junto al análisis de los costes de dicha infraestructura, así como de las consecuencias laborales que tendría para el sector del transporte, el proyecto del tren al Sur solo debe acometerse si se garantiza que su financiación quedará cubierta al cien por cien con fondos europeos o recursos del Gobierno de España, de tal forma que no genere un esfuerzo económico para las arcas del Ejecutivo autonómico o de las corporaciones locales, tanto insulares como municipales. “El tren de la financiación europea está pasando y hay que subirse. Pero se deben impulsar los otros proyectos de infraestructuras como el tercer carril de la tf1 y tf 5, segundos carriles de ambas que no existen hoy, y el cierre definitivo del anillo insular, del que quedan tramos que no tienen ni proyecto a fecha de hoy.

El Cabildo ha invertido mucho dinero en el proyecto del tren del sur, y esa financiación europea puede suponer recuperar esas cuantías para el Cabildo”.

Empresarios y profesionales animan a que se abra un debate sobre el cambio de modelo de gestión del trasporte público que, en su caso, traería consigo la incorporación del tren al día a día de quienes residen o trabajan en el Sur de la Isla.