El turismo en canarias ante la quiebra de Thomas Cook y la incertidumbre del Brexit

La valoración de la situación del sector turístico en Canarias tras la quiebra del turoperador Thomas Cook y la incertidumbre de la repercusión del Brexit en el turismo británico hay que hacerla con un análisis previo de situación del sector turístico en Canarias en los últimos años.

Es de destacar que el sector ha vivido en los últimos ocho años una etapa dorada de visitantes, facturación y beneficios, sin tener repercusión en el sector la crisis económica que sufrimos desde la caída de Lehman Brothers en 2018 que arrastró la economía mundial, siendo irrepetibles los dos últimos años que parece no quieren entender los empresarios del sector.

En 2018  llegaron a Canarias 15,6 millones de turistas, (sin tener en cuenta el turismo canario), que dejaron 17,2 miles de millones de €uros de facturación en el sector alojativo en Canarias,  y que se trasladaron en grandes beneficios de los empresarios del sector.

Traemos un ejemplo de una cadena hotelera H10, no de los grandes cadenas Sol Melia, RIU e Iberostar, que obtuvo 606 millones de euros de beneficios en 2018, cuyas cuentas presentadas en el registro mercantil demuestran que las empresas que gestionan sus seis hoteles de la isla de Tenerife sumaron, entre 2017 y 2018, 125 millones de €uros de beneficios, 64,46 M € en 2017 y 60,4 M € en 2018.

La facturación de las principales cadenas hoteleras en 2018 fue de 2.946 millones de €uros la Sol – Melia, 2.659 M€ Iberostar, 2.559 M€ Barcelo, 2.114 M€ RIU. destacando igualmente entre cadenas de importante presencia en Canarias los 620 M€ de H10 y los 342 M€ de Princess, datos del último informe de Hosteltur que destaca especialmente el crecimiento de la facturación en dos Cadenas Hoteleras… Spring Hoteles y H10.

De esos 15,6 millones de visitantes, el sector alojativo tuvo 9,78 millones en sus hoteles y apartamentos en 2017 y 9,75 en 2018, teniendo unas cifras de rentabilidad históricas como refleja el INE en su informe de balance del turismo en 2018, con una rentabilidad de la «habitación ocupada» de 97,90 €, (ADR), y de 82,73 € de la «habitación disponible», (RevPar).

La situación en el sector alojativo se ha mantenido según confirma el INE de Enero a Septiembre de 2019, con 7,34 millones de visitantes a sus establecimientos en Canarias, (0.27% más incluso que en 2018, si bien es cierto que existe un descenso en las pernoctaciones del 2,78%, aunque la rentabilidad se mantiene en 78,14 € por la habitación disponible, y 97,52 € de la habitación ocupada, que incluso aumenta dicha rentabilidad de Enero a Septiembre de 2019 sobre el mismo periodo de 2018 el 0,27%, manteniendo el sector alojativo en Canarias de Enero a Septiembre de 2019 una media de 47.373 trabajadores/as.

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife se hospedaron, en el sector alojativo en 2018, 3,95 millones de visitantes, el 2,63% más que en 2017, si bien las pernoctaciones descendieron un 2,61%; mientras que de Enero a Septiembre de 2019 se han alojado 3,09 millones de visitantes, el 3,09% más que en el mismo periodo de 2018, incrementándose incluso en dicho periodo las pernoctaciones en el 1,97%. El empleo medio de Enero a Septiembre en la provincia de Santa Cruz de Tenerife se sitúa en el sector alojativo según el INE en 20.275 trabajadores/as.

Esta situación nos permite entender que el sector está preparado con los excelentes resultados de los últimos años para afrontar una crisis como la quiebra de Thomas Cook en mejores condiciones.

Los datos del INE en el último trimestre de 2019 certificaron la repercusión real en el cierre anual en cuanto a visitantes, pernoctaciones, rentabilidad y empleo de la quiebra de Thomas Cook y la incertidumbre del Brexit en el mercado británico.

Esto no significa que hemos tenido que reaccionar desde la unidad de administraciones, patronales y sindicatos para mitigar la pérdida de 400.000 plazas que Thomas Cook tenía reservadas en Canarias para la temporada de invierno, sobre todo para que se pusiera un plan que activara las plazas aéreas perdidas, y parece que las diferentes administraciones informan que están ya recuperadas más del 90% de las plazas.

Así mismo tanto el Gobierno central como el Gobierno de Canarias han establecido ayudas al sector, tanto económicas directas a las empresas más afectadas por la crisis, como en la congelación del IGIC por parte del Gobierno de Canarias en el sector, como la bajada de las tasas aeroportuarias para incentivar la recuperación de las plazas aéreas perdidas.

Las ayudas a los empresarios exigimos desde Sindicalistas de Base estén vinculadas al mantenimiento del empleo y no solo a compensar las pérdidas que pueden dejar las cantidades dejadas de abonar por Thomas Cook de sus clientes que llegaran a los establecimientos antes de su quiebra y quedarán pendientes de liquidar, salvo que estas lleven a la empresa a pérdidas en la cuenta de resultados de 2019. Estas ayudas en ningún caso pueden servir para aumentar beneficios en aquellas empresas que no establezcan un plan destinado a mantener el empleo en sus hoteles y apartamentos.

Es evidente que Canarias es un destino que sigue manteniendo el atractivo para los millones de turistas que nos visitan cada año, y el volumen de negocio que deja Thomas Cook, (que trajo en 2018 alrededor de 2,6 millones de visitantes a Canarias), se ocupará con otros turoperadores y compañías aéreas, como ya Tui y Alltours y Jet2, por ejemplo están demostrando desde su quiebra, y el Brexit, tras la incertidumbre inicial, tampoco evitará que millones de turistas británico sigan visitando nuestra islas.

El efecto real en el empleo en el sector no lo podremos analizar hasta tener los datos de afiliación a la seguridad social en el mes de octubre ya que, salvo casos excepcionales como el ERTE de un hotel en Fuerteventura que cierra y manda a su personal al desempleo hasta recuperar la ocupación en dicho establecimiento, la repercusión de la quiebra de Thomas Cook no es lineal ni transversal en el sector, y ni ha afectado ni afectará al empleo fijo, ya que los Convenios de Hostelería de las dos provincias establecen un «colchón» de eventualidad del 35% en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y del 40% en la provincia de Las Palmas, siendo posible que hayan contratos eventuales que no se están renovando en determinadas empresas, o que al finalizar el mismo no se está produciendo una nueva contratación que lo sustituya en el hotel, siendo también probable que tenga un mayor periodo de tiempo en encontrar trabajo en un hotel un trabajador/a al finalizar su contrato en otro, por lo que percibirá las prestaciones por desempleo hasta que la situación se estabilice, vuelvan a llegar los turistas, y 2020 vuelva a ser otro año excelente para el sector turístico, que debe entender que los años 2017 y 2018 simplemente han sido irrepetibles, pero que seguirán obteniendo grandes beneficios.

Un ejemplo es en el sur de Tenerife el Hotel Sunwing Fañabe cuya empresa que explota dicho establecimiento es propiedad de la división nórdica de Thomas Cook,  la ocupación se mantiene estable a su personal ha percibido con normalidad su nomina del mes de septiembre.

Sindicalistas de Base mantiene su posición de apoyo al sector pero también que la situación no es de «catástrofe» como en algún momento se ha intentado trasladar, de hecho les invitamos a buscar una habitación los próximos fines de semana en los hoteles del sur de Tenerife, os llevaréis una sorpresa de las web que nos indican que están llenos, y de los precios que se mantienen por tres noches de hotel a una pareja en media pensión.

Lo que estamos observando es que bajar precios está suponiendo una reducción de personal cuando los hoteles siguen estando en una ocupación que supera el 90%, y se está con ello aumentando aún más los ritmos de trabajo en todos los departamentos … que Thomas Cook y el Brexit sean un problema para resolver de forma unitaria y no una justificación para que, como en la última crisis económica que paso de largo por el sector turístico, sea una oportunidad para actuar en el empleo, el salario o los derechos de los/as trabajadores/as.

El Convenio de Hostelería de la provincia de Santa Cruz de Tenerife está firmado y con la revisión salarial pactada hasta junio de 2022 pero vemos con preocupación el inicio de las negociaciones del convenio de hostelería de la provincia de las palmas cuya vigencia finaliza el 31 de diciembre de 2019 y esperamos que los sindicatos con representación por la parte sindical en la comisión negociadora no permitan que la quiebra de Thomas Cook sea la justificación para que los largos años de enormes beneficios empresariales no repercutan en el empleo y los derechos laborales y salariales del conjunto de los/as trabajadores/as y que se pretendan imponer por las patronales del sector ajustes y recortes de derechos.

 

Se el primero en comentar en "El turismo en canarias ante la quiebra de Thomas Cook y la incertidumbre del Brexit"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*