Plan integral contra la violencia infanto-juvenil para el curso 2017-2018

La medida, anunciada por Fernando Clavijo durante el Debate del Estado de la Nacionalidad Canaria, contempla la incorporación de educadores sociales a los centros educativos y un Observatorio para la convivencia escolar.

El Gobierno de Canarias impulsará, con carácter inmediato, un Plan integral contra la violencia infanto-juvenil que podrá desarrollarse el próximo curso. La iniciativa incluye la incorporación de educadores sociales a los centros educativos y la creación de un Observatorio para la convivencia escolar que promoverá el uso de protocolos para gestionar los conflictos de convivencia y de acoso escolar y creará un sistema de recogida y análisis de información sobre la convivencia en estos centros.

Así lo anunció esta mañana el presidente del Ejecutivo autonómico, Fernando Clavijo, durante su intervención en el Debate General sobre el Estado de la Nacionalidad Canaria, al tiempo que explicó que “la realidad del denominado acoso escolar no puede afrontarse en exclusiva desde el ámbito de la docencia, puesto que repercute y se nutre desde la propia sociedad en su conjunto -familia, medios de comunicación, asociaciones, administraciones locales, etcétera-, por lo que es necesario afrontar de forma global y corresponsablemente, desde el conjunto de la ciudadanía y sus estructuras, la realización y ejecución de una adecuada respuesta integral a esta problemática desde todos los frentes posibles”.

La medida anunciada se enmarca en el trabajo que está realizando el Gobierno de Canarias desde el comienzo de la Legislatura con el fin de mejorar la equidad del sistema educativo, persiguiendo la excelencia y la calidad, pero sin perder la perspectiva de igualdad social y de igualdad de oportunidades. Prescisamente, el primer requisito para esta igualdad es que la convivencia en las aulas esté garantizada.

En este sentido, una de las líneas de actuación del Plan consiste en la creación y puesta en marcha de un equipo interdisciplinar de ámbito canario, -perteneciente a las áreas de Sociología, Psicología, Educación Social, Magisterio, Trabajo Social, entre otras,- para la elaboración del Plan Estratégico Plurianual de Afrontamiento y Solución de la Agresividad y Violencia Infanto-Juvenil.

El objetivo es que se desarrolle de forma participativa, implicando a la sociedad en general durante un curso entero: asociaciones, ayuntamientos, universidades, sindicatos, partidos, empresas, colegios profesionales, expertos externos, etcétera.

En este contexto, el Ejecutivo autonómico va a impulsar un Plan contra el acoso escolar para el curso 2017-2018. Consiste en la puesta en marcha de experiencias prácticas en un Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) de cada isla, eligiendo aquellas realidades territoriales y sociales distintas, con el fin de dar mayor validez y eficacia a estas experiencias. Para ello, se hace necesario incorporar a esos centros un educador o educadora social que pueda encargarse de llevar a cabo este trabajo de prevención, intervención y afrontamiento de la agresividad infanto-juvenil y la mejora de la convivencia en el centro educativo, en la comunidad, y en el territorio donde está inserto.

El educador social es un profesional que, en su colaboración con el resto de miembros de la Comunidad Educativa, puede contribuir a la mejora del proceso educativo global, a favorecer la promoción de la igualdad de oportunidades y la inclusión, no sólo educativa sino social de todo el alumnado, especialmente de aquellos que por sus particulares circunstancias se encuentren en situaciones desfavorecidas o de riesgo de exclusión social.

En este sentido, se plantea la incorporación progresiva de estos profesionales atendiendo a las necesidades específicas de cada Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica, en lo relativo a la atención a la diversidad y la compensación educativa. Entre sus funciones, se encuentra la prevención y control del absentismo y del abandono escolar; la atención a las necesidades específicas de apoyo educativo; así como los programas para la acogida e integración del alumnado inmigrante y la compensación de las desigualdades sociales.

De esta forma, subrayó Fernando Clavijo, “estamos decididos a combatir la violencia infantil y juvenil en Canarias y vamos a poner todos los medios a nuestro alcance para acabar con un problema real que demanda intensificar el gran esfuerzo que hacemos cada día”. Por tanto, concluyó, “el trabajo que se hace a diario en los centros educativos del Archipiélago recibirá un refuerzo todavía mayor, que multiplicará las herramientas para acabar con la conductas que alteran la convivencia”.

 

Se el primero en comentar en "Plan integral contra la violencia infanto-juvenil para el curso 2017-2018"

Deja tu comentario