Niños, solos y refugiados. 20 de junio, Día Mundial del Refugiado

Día Mundial del Refugiado.

Alrededor de 2.000 menores no acompañados han cruzado la frontera española.

España sólo ha acogido a un 7,5% de los refugiados asignados por la UE.

El próximo martes, 20 de junio, se celebra el Día Mundial del Refugiado y Aldeas Infantiles SOS recuerda que una de cada cuatro personas llegadas a Europa entre enero y marzo de 2017 era un niño. La crisis de asilo y refugio que afronta Europa tiene en los niños a sus víctimas más vulnerables, en especial a aquellos que viajan solos y se enfrentan entre otros peligros a la explotación y la trata de personas. La organización ayuda a refugiados y desplazados internos en 14 países, entre ellos Grecia e Italia, puntos de entrada a Europa.

En 2016, 386.635 niños solicitaron asilo en Europa. De ellos, 63.300 viajaban solos y procedían en su mayor parte de Afganistán y Siria. El 89% eran niños y el 11% niñas, y un 10% tenía menos de 14 años. Si bien no hay datos precisos al respecto, ACNUR estima que en España hay alrededor de 2.000 menores extranjeros no acompañados.

Mientras tanto, los países europeos no acaban de cumplir el compromiso adquirido con la Unión Europea para aliviar la presión migratoria de Grecia e Italia y ofrecer un futuro mejor que los campos de refugiados a estas personas. En particular, a España sólo han llegado 1.304 de las 17.337 personas que nos responsabilizamos de acoger antes del próximo 26 de septiembre.

Aldeas Infantiles SOS lleva años trabajando en Grecia y en 2017 comenzó su Programa de Respuesta de Emergencia en Italia, centrándose en asistir a niños solos y separados de sus familias, muchos de los cuales han sobrevivido a viajes peligrosos para llegar a Europa.

Buena parte de los niños no acompañados en Grecia y los Balcanes proceden de Sira, Irak y Afganistán, mientras que en Italia encontramos niños solos que han viajado desde Bangladés, Gambia, Eritrea, Nigeria y otros países africanos.

Italia, la última puerta a Europa

El número de menores solos refugiados en Italia se dobló el año pasado comparado con 2015, hasta alcanzar los casi 26.000. En los primeros cuatro meses de este año, la cifra era de 5.200, y uno de cada siete migrantes llegados a Italia era un niño solo. Se espera que este año la cifra de refugiados llegados a este país ascienda a 200.000.

El número de migrantes llegados a Italia este año es ya un 32% más alto que en 2016”, sostiene Orso Muneghina, jefe del Programa de Emergencia de Aldeas Infantiles SOS en Italia. “La tendencia es que Italia se está convirtiendo cada vez más en un punto de destino y tránsito, especialmente ahora que otras rutas de entrada a Europa, como Grecia, se han vuelto menos viables. Pero la ruta del Mediterráneo Central es también una de las más peligrosas”.

Aldeas trabaja en Italia en 12 centros de primera acogida en la ciudad sureña de Crotona, proporcionando apoyo psicológico y legal, formación y servicios de mediación interculturales. Un equipo de respuesta de emergencia que incluye asesores legales, psicólogos y trabajadores sociales, trabaja para satisfacer las necesidades de aproximadamente 215 niños, la mayoría entre 14 y 17 años.

Muchos de estos niños están lidiando con el estrés, no sólo relacionado con sus viajes, sino también con su vida cotidiana como desplazados y con la difícil transición a una nueva sociedad y nuevos roles. “Trabajamos con los empleados con el fin de mejorar su capacidad para proporcionar apoyo social y emocional a los niños en estos centros y, a su vez, trabajamos con los niños ayudándoles a ejercitar habilidades clave que son importantes para ellos en su vida diaria. Queremos que sean reconocidos como niños, como adolescentes, como personas. No son sólo refugiados”, explica Orso Muneghina.

Los niños olvidados de Grecia

Se estima que 2.000 niños solos y separados de sus familias viven actualmente en Grecia, que ha sido, antes de Italia, uno de los principales puntos de entrada a Europa. Los centros para acomodar y proteger a estos niños no son suficientes y, para muchos, esto significa que son dejados atrás en campos, en la calle o, en el peor de los casos, detenidos o explotados.

Mohammad Vahedi es psicólogo y responsable del centro de acogida para niños solos de Aldeas Infantiles SOS en Atenas, uno de los cuatro que la organización tiene en Grecia. “Los niños se enfrentan a la incertidumbre y a largos procesos judiciales de reunificación familiar, lo que lleva a algunos de ellos a recurrir a traficantes de personas para reunirse antes con sus familias”, explica. “Convencerles de que deben ser pacientes y seguir el proceso legal de reunificación familiar es una prioridad para nosotros”.

La organización de atención directa a la infancia proporciona asistencia psicológica y emocional, servicios sociales, clases de idiomas, comida y paquetes de artículos higiénicos, además de actividades deportivas y lúdicas, en sus centros para refugiados de la isla de Lesbos, Atenas y el área de Tesalónica, habiendo prestado su ayuda a más de 76.000 niños y adultos durante 2016. Desde mayo de 2016, Aldeas en Grecia ha facilitado alojamiento, protección y asistencia legal a casi 200 niños solos en tres centros de acogida para niños y uno para niñas.

El Día Mundial del Refugiado está marcado el 20 de junio en el calendario, pero Aldeas Infantiles SOS trabaja cada día en el cuidado y la protección de los niños y tratando de mantener a las familias desplazadas unidas.

Sobre Aldeas Infantiles SOS

Aldeas Infantiles SOS es una organización internacional, privada, de ayuda a la infancia, sin ánimo de lucro, interconfesional e independiente de toda orientación política, fundada en 1949 en Imst (Austria) y con presencia en 134 países.

Su labor se centra en el desarrollo del niño hasta que llega a ser una persona autosuficiente y bien integrada en la sociedad. Trabaja para fortalecer a las familias vulnerables, de modo que puedan atender adecuadamente a sus hijos; protege a los niños que se han visto privados del cuidado parental, a los que brinda un entorno familiar protector en el que puedan crecer sintiéndose queridos y respetados, y acompaña a los jóvenes en su proceso de maduración e independencia.

 

Se el primero en comentar en "Niños, solos y refugiados. 20 de junio, Día Mundial del Refugiado"

Deja tu comentario