“Classical Games in concert”, las melodías de los juegos de toda la vida, a lo sinfónico

Eimear Noone.

La Sinfonietta de Canarias y la Orquesta Sinfónica de Las Palmas estarán bajo la batuta de Eimear Noone los días 10 y 12 de noviembre con “Classical Games in Concert, from Tetris to Mario”.

Las citas serán en Tenerife (día 10) en el Auditorio Teobaldo Power, y en Gran Canaria (día 12), en el Auditorio Alfredo Kraus.

Melodías que han acompañado a los juegos más populares que han pasado por la vida de tanta gente, esas sintonías grabadas en el CD-ROM de todos debido a la multitud de juegos y videojuegos que se han colado por los 5 sentidos durante la infancia y adolescencia, se trasladarán en noviembre al sonido sinfónico. Es digamos el resumen más básico que se puede realizar sobre “Classical Games in Concert, from Tetris to Mario” un evento que llega por primera vez al Archipiélago para disfrutarlo en vivo y en directo con la potencia de una orquesta sinfónica. Se podrá disfrutar en dos citas organizadas por MyEvents y Búho Club Producciones; la primera en Tenerife y la segunda en Gran Canaria, concretamente los días 10 y 12 de noviembre.

Los miembros de la Orquesta Sinfonietta de Canarias (natural de La Laguna) y la Orquesta Sinfónica de Las Palmas se pondrán al mando de sus instrumentos bajo la batuta -nunca mejor dicho- de la irlandesa Eimear Noone para retrotraernos a esa época inolvidable en la que las horas estaban destinadas a “solo jugar”. Las entradas están a la venta a través de Tomaticket para Tenerife y en la página del Auditorio Alfredo Kraus, para Gran Canaria.

En “Classical Games in concert, from Tetris to Mario” se hará un recorrido por los juegos clásicos más famosos como Zelda, Medal of Honour, Pokemon o Street Fighter, entre otros. Periódicos como Los Angeles Times han descrito este espectáculo de ingenioso y fantástico; o The Seattle Times que, por otro lado, lo ha tildado de “fiesta para la vista y los oídos”. Habrá en el guitarra eléctrica, marimba y arpa así como instrumentos de cuerda y de viento.

Formada en la prestigiosa Trinity Collegue, una de las universidades más vetustas y actualmente con mayor número de carreras de Europa (en Dublín), Eimear Noone es la directora de orquesta. Tiene un disco en el mercado The Legend of Zelda: 25 th Anniversary (2011). Fue lanzado por el gigante Nintendo como parte de la campaña de promoción del videojuego The Legend of Zelda: Skyward Sword. Los días 1, 2 y 3 de octubre estará en Tenerife con motivo de su participación en el Festival Fimucité.

Ambas citas estarán acompañadas por la técnica sincronizada de efectos de iluminación y video, percusión electrónica, imágenes en vivo y fragmentos interactivos únicos para una experiencia de entretenimiento explosiva. Además, habrá animación antes y después del espectáculo; incluso se invita al público asistente a que venga vestido como sus personajes favoritos del juego, desde la apertura de puertas exteriores, a las

19.00 horas. Una vez dentro, habrá juego de Boomerang con la pantalla grande y firma de autógrafos. “Classical Games in concert” es una experiencia única para todas las edades, tanto para los jugadores como para los no jugadores, y una oportunidad única y original de introducirse en la música sinfónica.

Los ensayos están en marcha y Rubén Sánchez, presidente de la Orquesta Sinfónica de Las Palmas, argumenta que este espectáculo es “para no perdérselo porque es divertido y diferente; será un evento para los nostálgicos como yo de los juegos con los que nacimos y crecimos. Son parte de nuestra vida” y “musicalmente es un reto enorme porque es una música que no suele interpretarse en directo, pero bueno,  lo asumimos con la plena capacidad de adaptarlo y ofrecer al público un show inolvidable”.

Entre 17 y 20 miembros de la Orquesta Sinfónica de Las Palmas estarán el día 12 de noviembre en el  Alfredo Kraus. Sánchez reconoce que en otros lugares, como Japón (cuna indiscutible de los videojuegos)  un espectáculo de estas características agotaría las entradas desde su anuncio primero, porque “incluso en casi todas las ciudades que ha visitado llenó muchas funciones y al parecer fue muy sorprendente que la gente fuera disfrazada incluso de sus personajes de los juegos al evento”.

Algunas de las sintonías

Algo de la biblia sonora que se podrá disfrutar en “Classical Games in concert, from Tetris to Mario”, se describe a continuación:

Super Mario Bros (1985)

La huella de Mario Bros ha quedado para todos en esencia. Da igual que el tema principal de Mario suene  en el ahora muy modesto chip de la 8 bits, o retumbe a través de los instrumentos de una orquesta, las sensaciones son parecidas para toda una generación. El tema principal de Mario será por siempre un himno al videojuego, obra de Koji Kondo.

The Legend of Zelda (1986)

El mismo Koji Kondo, el compositor por excelencia junto a Nobuo Uematsu y autor de una banda sonora que solo necesita de su título para ser descrita: The Legend of Zelda. Formando equipo junto al visionario  Shigeru Miyamoto, Kondo concibió uno de los temas no solo más reconocibles de la historia de los videojuegos, sino una obra maestra evocadora del más puro concepto de la fantasía, reinos mágicos, princesas y bestias.

Tetris (1989)

En el siglo XIX sonaba la canción Korobeiniki en los pueblos rusos, creada a partir de un poema der Nikolay Nekrasov, una triste historia de amor truncado. Más de un siglo después, el compositor japonés Hirokazu Tanaka incorporó esa melodía en la versión de Tetris de Game Boy, con tal éxito que ha quedado como “la canción de tetris”.

Street Fighter II (1991)

Yoko Shimomura (Final Fight, Parasite Eve) tuvo buena culpa con un tema inicial rockero y adrenalítico que sin llegar al minuto desplegaba todo su poder de captación en base a una percusión electrónica para llevar  el ritmo de fondo y un leit motiv principal deudor de su época. Cada personaje tiene su propio tema musical, pero elegimos el de Ryu. Escuchar aquello era llenarte de ansias de salir a combatir.

 

Se el primero en comentar en "“Classical Games in concert”, las melodías de los juegos de toda la vida, a lo sinfónico"

Deja tu comentario