Zebensui, Gabriel Rufian y Trump

Por Juan Santana.

El guanche Zebensuí reinó en el señorío de la “Punta Hidalgo” donde ejerció su poder y fue acusado por robar ganado a los demás menceyes de la época. Zebensuí heredó el territorio de la Punta Hidalgo de su padre el achimencey Aguahuco (hijo bastardo de Gran Tinerfe). Una zona que nadie quería por la orografía abrupta que dificultaba el cultivar los cereales y la historia nos cuenta que Zebensuí no era muy querido entre los pastores, ya que les robaba sus ganados y los oprimían. Estos pastores fueron a hablar con Bencomo a Taoro para buscar ayuda y solucionar las crueles acciones de Zebensuí. Pero en estos tiempos tenemos un nuevo Zebensui, que por su despiste, el destino le juega una mala pasada, enviando un watshapp a otro lugar y ahora es la comidilla de la sociedad y todos sabemos que el tiempo será responsable de pasar página. Millones de mensajes malignos vuelan por las redes y Zebensui es la diana donde muchos disparan por infinitos motivos, especialmente la oposición política aprovechando esta gran oportunidad, para machacar al enemigo y ese mundo de partidos, no juegan a unirse para solucionar, sino para ganar el poder de poder poder. Los asuntos tienen la importancia que cada uno le da, porque justamente en México tienen un terremoto y eso si es un gran problema, sin olvidar que en México, sobran auténticas injusticias contra las mujeres y los más débiles.

También vuela por los medios de comunicación la figura de Gabriel Rufián Romero, un político español que ha ejercido como Portavoz del Grupo ERC (Esquerra Republicana de Catalunya) en el Congreso de los Diputados, ganando gran peso dentro de su partido en los últimos años y que lucha de manera contundente por la independencia de Cataluña. Pero escuchando sus palabras contra el mismísimo Presidente del Gobierno de España Rajoy, creo que su ego está demasiado subido, porque dice, “Le pido, le exijo que saque sus manos sucias de Cataluña y bla, bla, bla….”, cuando pienso que debería decir, “Le pedimos” en plural, porque parece que es él y solo él, quién manda al carajo de esa forma tan inculta y en esos puestos tan altos y tan bien pagados, tienen obligación de fomentar la mejor educación, pero donde manda capitán no mandan marineros y digo marineros, refiriéndome al pueblo, porque siento que en ese lugar de diputados, todos son capitanes. Su apellido es curioso y tiene varios significados y por lo general se nombra como rufián al sujeto que se dedica a estafar, engañar o robar, pero suponemos que Gabriel Rufián, es un político, honrado y perfecto, que si es católico, seguramente será canonizado. El rufián está considerado como alguien ruin e infame, que carece de honor. Por eso acusar a alguien de rufián es una ofensa o una agresión y en este caso, el señor Gabriel, es quién acusa, es decir, él es perfecto. No obstante, no podemos pasar por alto que también Rufián es un apellido, ¡Ojo al dato!

Despido la carta con el Presidente Trump, un Presidente peculiar, con aspecto de ser un robot con cuerpo de humano, simpático, carismático y cualquier infinito adjetivo que deseen soltar por sus bocas o teclados, pero confieso que soy buen perdedor y respeto a todos aquellos ganadores en cualquier proyecto, aunque sea con Trumpa. Contrató de jefe Gabinete de Prensa a una modelo de veintiochos años, porque cuando le pregunta si sabía de política respondió, no tener ni la más mínima idea. Me hizo reír mucho, porque imagino que como todos nosotros sabemos, pero nadie soluciona, pues decide contratar una persona sincera…..¿Lo pillan?. Gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, porque el tiempo es el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

1 Commentario en "Zebensui, Gabriel Rufian y Trump"

  1. Buen artículo!!!
    Y por Supuesto,comparto lo escrito arriba.

Deja tu comentario