Venezuela y el Papa exigen elecciones ya

Bernabé Gutiérrez.

En Venezuela hemos llegado a momentos tan álgidos en lo político, económico y social, que es menester e imperioso la convocatoria a unas elecciones a gobernadores y alcaldes, para contener de alguna manera el desastre que se avecina en el país, porque el pueblo no quiere una Asamblea Nacional Constituyente amañada y a la medida de la revolución y de los jerarcas del mal, sino elegir a través del voto los destinos de la patria. Resulta hipócrita y poco creíble que Nicolás Maduro insista en un diálogo perverso cuando mandan a perseguir y a matar a un país que salió a las calles a exigir justicia y el respeto a la democracia,

El petitorio de la Mesa de la Unidad Democrática fue claro, desde que se inicio esta movilización popular en toda la geografía nacional. Es decir, se solicitó la convocatoria a un proceso electoral a gobernaciones y alcaldías; la apertura a un canal humanitario; la liberación de los presos políticos; el respeto a la autonomía de los poderes y el cese a la violencia y la represión. Sin embargo, Maduro en su letargo y en sus ansías de poder desmedido, hizo caso omiso al clamor del 85% del país, y prefirió combatir con plomo y balas, las quejas y los derechos constitucionales del pueblo.

Pues bien, hasta Su Santidad el Papa Francisco, ha asegurado que el único diálogo serio y sincero en Venezuela, está condicionado a la celebración de unas elecciones constitucionalmente previstas en primer lugar, como un paliativo para solucionar la grave situación de incertidumbre y de arrinconamiento jurídico en Venezuela.

Nuestra Constitución Nacional vigente reza que el poder reside en Dios y en el pueblo, por lo tanto es el soberano quien decide los destinos democráticos del país a través del voto secreto, universal y directo. Por lo tanto, el 85% de los venezolanos quieren elecciones constitucionales y no una constituyente chimba y a la medida de los intereses groseros y grotescos del régimen, quienes a sabiendas de su fracaso, apelan a este parapeto para continuar pegados de la bomba de oxigeno.

Dejen quieto lo que está quieto, y no sigan tentando el carácter pacífico de nuestra gente. Ya basta de humillarlos, manipularlos y perseguirlos para que digan amén a un proyecto genocida que amenaza la soberanía y democracia del país. Aquí Rondón no ha peleado, y les aseguro que este bravo pueblo va a defender con todo la Constitución Nacional y nuestra democracia. ADelante Venezuela, cada día estamos más cerca de vencer la tiranía y proclamar la libertad.

Bernabé Gutiérrez. Secretario Nacional de Organización Acción Democrática

Walter Rodríguez López. Secretario General del Partido Acción Democrática para las  Islas Canarias Reino de España.

 

Se el primero en comentar en "Venezuela y el Papa exigen elecciones ya"

Deja tu comentario