Una canción es un historia resumida de una vida cualquiera

Por Juan Santana.

Según los más sabios, el significado de la palabra “Canción” viene del latín cantio, una canción es aquello que se canta y produce sonidos melodiosos. Dice que se trata de una composición en verso o hecha de manera tal que se pueda poner en música, es decir, no es necesario que sea en verso. La palabra canción también permite dar nombre al conjunto de letra y melodía que dependen de la otra para existir, ya que fueron creadas para ser presentadas al mismo tiempo. Puede que la música de la industria cultural suela estructurarse en canciones. En estos tiempos, los artistas musicales comercializan sus obras a través de discos o mediante tecnologías digitales, los managers están en crisis y el gran deseo de los músicos es tocar y cantar en los escenarios.

Un solista o una banda, a la hora de presentarse en vivo, elige ciertos temas para interpretarlos frente al público y aprovechan para promocionar nuevos temas y se suelen intercalar canciones ya conocidas (si las hubiera), para amenizar el impacto y retener el interés de quienes sigan a los artistas por sus primeros trabajos y no se sientan a gusto con los cambios. A través de las canciones de moda es posible analizar a la porción de la sociedad que las consume, dado que la música popular es el vivo reflejo de las tendencias, de las preocupaciones, del estado de ánimo de la gente en un determinado momento de la historia.

En general, es común que los grupos muestren más interés por temáticas sociales, mientras que los solistas se inclinen por el amor y las vivencias personales, que dan un enfoque relativamente individualista, aunque no siempre es así. Con respecto a las clasificaciones, existe una división muy poco precisa que pone de un lado la música Pop y del otro, el Rock. Gracias al flujo de información que nos ofrece Internet, cada vez es más común que se distingan los diferentes géneros musicales, dado que resulta incorrecto confundir el R&B (Rythm and Blues) con el Pop o el Soul, así como el Heavy Metal con el Rock and Roll.

Dicen que hay quienes no soportan una canción si no muestra una cierta progresión, un crecimiento que la lleve desde un comienzo medianamente tranquilo hacia un estallido, generalmente caracterizado por notas agudas. Esta necesidad de un clímax descarta automáticamente un gran número de estilos que apuntan a producir otras sensaciones en sus oyentes, sea porque se enfocan más en el texto o porque éste tenga un mensaje que no amerite las acrobacias antes mencionadas. Es obvio, que la música clásica sigue funcionando, el folclores y otros muchos estilos, pero una canción “para mí”, es la suma de una melodía, con una letra que refleja un pequeño resumen de cualquier historia entre las infinitas. Una canción, es un tema más de tertulia, un plato de comida, una actitud, una mirada, un saber estar de la mejor o peor forma, una forma de expresión universal, y una canción puede gustar mucho, poco o nada, como cualquier tema de tertulias.

 

Se el primero en comentar en "Una canción es un historia resumida de una vida cualquiera"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*